Fábula de las cinco ratas

29 noviembre 2005

El experimento de Seligman – se lo escucho a Punset – era muy sencillo. Consistía en introducir a cinco ratas en cinco pequeños recipientes de cristal donde recibían descargas aleatorias. Solo una de ellas disponía de una palanquita que al ser presionada conseguía evitar la descarga para ella misma y para las demás. La respuesta de la palanquita también era aleatoria, unas veces evitaba la descarga y otras no.

Al cabo de una semana las cuatro ratas, sometidas a un continuo sufrimiento sin sentido, habían muerto. Solo la rata que había tenido un cierto atisbo de control - la vana esperanza de llegar a ser dueña de su destino- sobrevivía.

8 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Bereni-C dijo...
  2. Qué mal, qué mal, qué mal.

  3. Wendyqueridaluzdemivida dijo...
  4. Joder, que miedo.

  5. Anónimo dijo...
  6. Hay q ver lo q les va a las ratas eso de darse descargas en los pezones

  7. dude dijo...
  8. el resultado es curioso, pero la verdad es que me parece un poco cruel putear asi a las ratas hasta que las matas... al fin y al cabo no te han permitido llegar a ninguna conclusión alejada del sentido común...

  9. Vitore dijo...
  10. ¿Cómo seremos los humanos tan inhumanos?. Luego llega el científico de turno y dice que tenemos el 92.5% de información genética idéntica a la de las ratas y ya tendemos a disculpar sus experimentos por la supuesta obtención de una vacuna o de un fármaco milagroso.

  11. Anónimo dijo...
  12. Eso lo estudiamos los psicólogos... se llama "indefensión aprendida" y surge cuando ya das todo por perdido, algo así como un mecanismo mental que indica que hagas lo que hagas, no importa, porque no servirá de nada.

    Antes de la indefensión está la reactancia, que es la motivación a recobrar el control... si se logra, no se pasa a la fase de indefensión o depresión.

    El control puede ser real o, como en este caso, percibido. Esto es causa de numerosos problemas en la sociedad actual, que avanza en ocasiones generando desequilibrios...

    Enhorabuena por este MAGISTRAL blog. Un soplo de aire fresco, un atisbo de luz en el cielo, una admirable manera de compartir información y conocimiento... gracias a cosas como estas no pierdo la fe en la ciencia, ni en la gente.

    Saludos

    Tor

  13. Antonio Martínez Ron dijo...
  14. Bueno, muchas gracias por tus palabras, que me animan a seguir :-) Saudos

  15. eeniac dijo...
  16. Enhorabuena por tu trabajo aberron, sigue así.
    A mí también me pareció cruel el destino de las ratas, pero si se puede aplicar para que las personas superen depresiones, como indica Tor, me parece un mal menor. Cuantas personas con depresión de suicidan sin saber que les pasa.