¿Qué hacer con 11 toneladas de caca en el Everest?

18 enero 2018

everest1Imagen: Mount Everest Biogas Project

Eso que lleva el sherpa de la imagen a su espalda es un barril cargado hasta los topes de mierda humana. Es uno de las decenas de letrinas portátiles que se instalan en los campamentos del Everest y en los que cada año se acumulan hasta 11 toneladas de heces, según cuentan en Motherboard. Hasta que los porteadores locales los bajan hasta un lago helado llamado Gorakshep que sirve de almacén improvisado. Esto, junto a las deposiciones que los 700 montañeros que suben cada año hasta aquí dejan enterradas en la nieve (y las basuras en general), está generando un problema ambiental y contaminando las aguas.

everest2Imagen: Mount Everest Biogas Project

Hace siete años, un escalador llamado Garry Porter quedó tan impactado por este problema que comenzó a buscar una solución. Este ingeniero jubilado de Boeing fundó junto otros socios el Mount Everest Biogas Project y han ideado un sistema de pequeñas plantas de reciclaje en las que producir biogás a partir de los desechos orgánicos. La energía obtenida en estas plantas, podría aprovecharse para cargar los portátiles y otros equipos electrónicos de los montañeros. Uno de los problemas a los que se han enfrentado es el de la temperatura (las bacterias necesitan calor para completar el proceso), pero lo han resuelto instalando paneles solares que acumulan energía que mantenga el sistema caliente durante la noche. Ahora están intentando recaudar dinero para poder poner en marcha la idea y contribuir a que el Everest deje de ser un estercolero colectivo.

Más info del proyecto en: Mount Everest Biogas Project / Motherboard

Onda Marciana #2: ¡Invasores!


Tres naves de procedencia desconocida han aterrizado en la Gran Vía, hemos contactado con diferentes expertos para comprender cómo la ciencia ficción ha moldeado nuestra imagen del planeta Marte. Puedes escuchar todos los episodios de Onda Marciana en Podium Podcast.

Las ciudades plantan cara a los algoritmos

17 enero 2018

Future Connected City: 2086

En una gran ciudad la administración toma cada día centenares de decisiones que afectan a las vidas de las personas: desde los puntos para las ayudas al alquiler a la concesión de plaza en el colegio o las rutas de los camiones de basura. La aparición de los sistemas de decisión automatizada, mediante algoritmos capaces de aprender, ha hecho que muchas de estas decisiones las tome parcialmente una máquina, sin que se conozcan bien los criterios. No se trata de perversos entes robóticos que quieren tomar el control, sino de simples programas diseñados por personas que gestionan los datos para decidir si se te concede una plaza de aparcamiento o si una línea de autobús pasará cerca de tu calle, pero pueden cometer errores y contener sesgos que afecten a tu vida. Para abordar este problema, la ciudad de Nueva York acaba de aprobar un plan para revisar estos sistemas de decisión y abrirlos al escrutinio de los ciudadanos. “Si vamos a ser gobernados por máquinas, algoritmos y datos es mejor que sean trasparentes”, explica James Vacca, el concejal que lidera la aprobación de esta norma.

Seguir leyendo en: Las ciudades plantan cara a los algoritmos (Next)

Bienvenidos a Onda Marciana

16 enero 2018

PLANETA EXCENTRICO_PRIMER CAP_ONDAMARCIANA

¿Qué se siente en el interior de una tormenta marciana? ¿Cómo se planifica un viaje a Marte? ¿Cuáles serían los efectos sobre el cuerpo humano de vivir en otro planeta? “Onda Marciana” es una inmersión radiofónica y sensorial en el pasado y futuro de la exploración del planeta Marte, una serie de docuficción en la que colaboran científicos, astronautas y visionarios que ya trabajan para convertir en realidad el sueño de la conquista marciana.

También es nuestro primer ‘spinoff’, producido por Fundación Telefónica en colaboración con PODIUM Podcast, quienes nos han encargado este trabajo como una actividad paralela y complementaria a la exposición “Marte. La Conquista de un sueño”, que puede verse en el Espacio Fundación Telefónica hasta el 4 de marzo. La serie tendrá ocho entregas, la última de ellas en directo el próximo 8 de febrero. Aquí os dejamos el primer episodio, “Planeta excéntrico”. El resto se irán publicando cada martes y jueves en PODIUM desde primera hora. Y esto es solo el aperitivo de lo que viene, ¡lo vais a flipar!



California libra una batalla contra los robots vigilantes

15 enero 2018

robot1

Mide un metro y medio de altura, pesa unos 180 kilos y se desplaza suavemente por el pavimento con un panel frontal de lucecitas que parpadean, como si acabara de descender de una nave espacial. Pero no es un artilugio extraterrestre, sino el robot de vigilancia K5, diseñado por la compañía Knightscope, que patrulla en decenas de aparcamientos y centros comerciales de California. Con más aspecto de Dalek que de Robocob, el K5 está programado para patrullar, detectar intrusos y escanear matrículas, además de grabar todo lo que ve.

Seguir leyendo en: California ya libra una batalla contra los robots vigilantes (Next)

Las lámparas de lava que 'encriptan' internet

11 enero 2018



En el cuartel general de la compañía Cloudflare, en San Francisco, hay una pared con más de cien lámparas de lava en una estantería que no están ahí solo por adorno. Esta empresa cubre el 10 por ciento del tráfico internacional de la web y presta servicios a gigantes como Uber o FitBit, de manera que tiene que ser especialmente cuidadosa con la seguridad. De hecho, las lámparas de lava están ahí como parte de su sistema de encriptación que impide que ningún intruso pueda acceder a los datos que albergan y circulan por sus servidores.

¿Y cómo lo hacen? Pues generando números aleatorios que sean prácticamente imposibles de predecir por ningún asaltante. Como explican en Atlas Obscura, una cámara de vídeo filma de manera constante las progresiones de las lámparas y un ordenador convierte esas variaciones impredecibles en un código virtualmente imposible de descifrar. Dado que la mayoría de cifrados los producen las máquinas, y estas no son todavía muy buenas creando series verdaderamente aleatorias*, un código basado en un algoritmo sería vulnerable porque alguien acabaría encontrando el patrón. Si las secuencias aleatorias siguen las evoluciones de algo tan aparentemente caótico como las lámparas de lava, quien quiera vulnerar la seguridad de Cloudflare lo tiene bastante complicado. Sobre el hecho de que la gente pueda acceder y ver las lámparas, no solo no es un problema, sino que el trajín de la gente yendo y viniendo añade más aleatoriedad al sistema, según sus responsables. En este vídeo tenéis más detalles :)



* Hace unos meses el proyecto The Big Bell Test reclutó a 30.000 voluntarios de todo el mundo para llevar a cabo un experimento de física cuántica que requería verdadera aleatoriedad.

¿Por qué es el azul tan raro en la naturaleza? [VÍDEO]


Puede que no te lo hayas planteado nunca, pero el color azul es particularmente escaso en la naturaleza. Hay muy pocos animales que produzcan pigmentos azules y buena parte de los que producen este color lo hacen cambiando la dispersión de la luz mediante la estructura microscópica de sus escamas o plumas. Antes de continuar con la explicación, es interesante observar que los seres vivos tenemos a menudo el color de las cosas que comemos. Me explico: si comemos plantas con muchos carotenos, por ejemplo, esos pigmentos pueden servir para dar color a nuestra piel. Los flamencos, que comen miles de diminutos crustáceos rojos y algas (llenos de estos compuestos) adquieren color rosa/anaranjado en su plumaje. Y nosotros, si nos damos un atracón de zanahorias (llenas de carotenos, como las hojas de los árboles en otoño) podemos llegar a ponernos color de los Cheetos durante unas horas.

Los carotenos están en muchas plantas y eso explica el color de muchas criaturas que se alimentan de ellos, pero también hay otras sustancias que dan el color azul a las plantas que son las antocianinas, pero por algún motivo no son tan fáciles de procesar y convertir en pigmentos. Por eso, si existiera una especie de flamenco que se hartara de comer moras silvestres, por ejemplo, no es probable que desarrollara el plumaje de color azul. No hay una explicación definitiva, pero la más plausible es que la transformación química de estas sustancias es más costosa o compleja que la de los otros colores. Solo hay algunos animales muy particulares, como el pez mandarín y alguna salamandra, que tienen pigmentación azul. El resto, como la famosa mariposa Morpho y muchas aves de plumas azules, han desarrollado este color mediante un truco estructural que consiste en dispersar la luz de las longitudes de onda más cortas.

* ACTUALIZACIÓN 12-1: Mi buen amigo J. M. Mulet, doctor en bioquímica,  apunta que una posible explicación a nivel fisiológico y molecular de este fenómeno estaría en que los carotenoides "son liposolubles y al acumularlos en el tejido graso dan la coloración al animal", mientras que "el pigmento azul por excelencia, la antocianina, es hidrosoluble y además a pH ácido pierde el color azul por lo que no puede acumularse en el tejido graso y colorear la piel de ningún animal".

En cuanto a la escasez de animales azules, a nivel evolutivo tiene sentido porque la mayoría de las plantas son verdes y no podrían camuflarse. "Las longitudes de onda útiles para la fotosíntesis son las de los extremos del espectro, la azul, la roja y la roja lejana. Por eso las plantas son verdes, porque esa longitud de onda no tiene utilidad fotosintética y es reflejada", me cuenta. "Cuando una hoja se muere la acumulación de antocianinas (otra vez) le da un color rojizo, que no refleja actividad fotosintética, sino un nivel de estrés alto. A efectos prácticos una zona con mucha vegetación puede ser verde, amarilla o roja, pero nunca azul, eso elimina presión evolutiva hacia pigmentos azules ya que para camuflarse son irrelevantes, al contrario, te pueden convertir en presa fácil".

Si te interesa el tema, en este vídeo de It's Okay To Be Smart (en inglés) se explica bastante clarito con algunos ejemplos. Si te quedas con ganas de más, puedes echar un vistazo al hilo que escribí sobre el color de nuestros ojos o leer El ojo desnudo, donde hablo de estos y otros muchos temas sobre el color ;)



“El bosque no me pide clics ni quiere venderme nada”

Haskell_David_Headshot1

Cada libro de David George Haskell es como un cofre lleno de piedras preciosas, una colección de tesoros en forma de relaciones en la naturaleza que para el resto pasan desapercibidas pero que él consigue tejer con particular destreza después de semanas o meses de observación. Para su primer libro, que obtuvo todo tipo de reconocimientos, Haskell pasó un año observando los cambios que se producían en un metro cuadrado de bosque cerca de su casa. En el último, que acaba de publicar la editorial Turner en castellano, visitó durante semanas una docena de árboles en todo el mundo para escuchar su historia y sus canciones. Charlamos con el autor por videoconferencia desde su casa, en Tennessee.

Leer la entrevista en: “El bosque no me pide que haga clic ni quiere venderme nada” (Next)