¿Por qué no hay más leones donde hay más presas?

03 septiembre 2015

depredadores presasImagen: Amaury Laporte

Imagine la sabana después de las lluvias. El horizonte está cubierto de cientos de miles de cebras, ñus, gacelas y jirafas. Dirija la mirada donde la dirija, todo bulle lleno de vida. En este paraíso es de suponer que habrá centenares, quizá miles, de depredadores aprovechando la abundancia de recursos. Pero no sucede exactamente así. De hecho, en esta zona el número de depredadores es proporcionalmente menor que en otras donde las presas son menos abundantes o escasean. ¿Qué está pasando en este lugar?

Seguir leyendo en: ¿Por qué no hay más leones donde hay más presas? (Next)

El tamaño de los animales y sus crías [GRÁFICO]

Las diferencias de proporción entre las distintas especies y sus crías es aún un pequeño misterio para los biólogos. Mientras que un panda gigante es 900 veces más grande que su cría recién nacida, una cría de jirafa nace con un cuerpo solo 10 veces menor que el de su madre. Rachel A. Becker aborda el tema en un artículo para National Geographic acompañado de un pequeño gráfico en el que se apuntan las diferencias entre algunas especies. El caso más extremo es el del canguro rojo, cuya cría es 100.000 veces más pequeños, aunque al ser un marsupial (el embarazo se remata en un saco, como quien dice) la comparación es un poco tramposa.


Los científicos creen que traer al mundo crías desvalidas es algo que depende del ambiente y no todas las especies se lo pueden permitir. En general, se observa que animales como la jirafa, la gacela, las cebras o los ñus, deben estar preparados para correr a los pocos minutos de vida, mientras que los leones se pueden dar el lujo de nacer más 'desvalidos'. Pero como se apunta en el artículo, hay excepciones, como el caso de los ratones o los conejillos de indias, aunque el hecho de contar con madrigueras también les condiciona.

Fuente: See Which Animals Have the Most Enormous—and Tiniest—Babies (National Geographic)

El peso de un mosquito puede activar este explosivo

02 septiembre 2015

explo2

Imagina una molécula tan inestable que la más leve alteración, como el peso de un globo o la presión de una pluma, pueda desatar una explosión. La sustancia que maneja Andrew Marmery en este vídeo de la Royal Institution es triyoduro de nitrógeno, una molécula compuesta por un átomo de nitrógeno y tres de yodo (NI3). La estructura de la propia molécula, y cómo están constituidos los enlaces (demasiado "juntos"), hace que sea especialmente inestable y los átomos se liberen instantáneamente para formar moléculas de I2 y N2 en estado gaseoso. Este paso de sólido a gaseoso en tan poco tiempo es el que provoca la espectacular reacción:



En el vídeo, Marmery muestra cómo la reacción se produce de forma menos violenta cuando se expone la sustancia al calor. También han  filmado la reacción con una cámara de alta velocidad y se observa el momento en que produce un pequeño chispazo, aunque desconocen por qué se produce. Por eso piden ayuda a los internautas para conseguir dar una explicación. Por si os animáis ;)

La mitad de árboles desde que hay humanos

Maparboles

Como si fuera un mal chiste, el primer mapa global de la población de árboles viene con dos noticias, una buena y una mala. La buena es que hay muchos más árboles de los que se pensaba, unos tres billones distribuidos en los bosques de todo el globo. La mala es que los humanos destruimos unos 15.000 millones de árboles cada año y que el número de ejemplares se ha reducido en un 46 por ciento desde que existe nuestra civilización.

Seguir leyendo en: La Tierra ha perdido la mitad de sus árboles desde que hay humanos (Next)

Órbita Laika regresa el 20 de septiembre

01 septiembre 2015



Apuntaos la fecha porque la segunda temporada va a ser brutal ;)

El extraño que mira desde el espejo

I'm Watching You

Mirarse en el espejo y no reconocerse es una pesadilla universal y un fenómeno que ocurre en algunos tipos de demencia. Hace unos meses describíamos en Next los casos de cinco pacientes de La India que discutían con su propia imagen en el espejo como consecuencia de un daño en el lóbulo parietal derecho del cerebro. Ahora, el equipo del neurólogo Capucine Diard-Detoeuf describe en la revista Neurocase un caso aún más inquietante.

Seguir leyendo en: El extraño que mira desde el espejo (Next)

Cómo es de verdad el corazón de una ballena azul

balenat

Bueno, esto es un poco embarazoso. En Fogonazos tenemos verdadera devoción por las ballenas azules y en su día publicamos el famoso vídeo de la BBC en el que David Attenborough decía que el corazón de la ballena azul era tan grande como un coche y que un hombre podría nadar por el interior de su aorta. Incluso publicamos la imagen de un modelo a escala. Pues bien, en el Royal Ontario Museum han conseguido conservar el corazón de una ballena azul y resulta que. aun siendo gigantesco, el corazón de la ballena azul no es tan extremadamente grande.

En el siguiente vídeo la doctora Jacqueline Miller se mete en el tanque con el corazón de 180 kilos y muestra algunos detalles de su anatomía. Con cada latido, el animal bombea 220 litros de sangre y por sus venas podría gatear un niño pequeño. Aun así, el vídeo desmitifica la famosa comparación con un coche, aunque me faltan datos sobre el tamaño concreto de esta ballena azul y de si puede haber órganos más grandes.



Para compensar el disgusto, os dejo otra comparación de tamaño. Esta vez de la garra de un oso, y sin engaños ;)

zarpa

Más info. En Fogonazos: Modelo a escala | Attenborough y la ballena | Herramienta para comparar ballenas azules | Encuentro con una ballena azul en un kayak | Ballena azul + cámara subjetiva | "Ver una ballena azul es muy difícil... ¡oh, mira!" | Es hora de limpiar la ballena azul

De profesión, olfateador de la NASA

olfateador

George Aldrich lleva más de 40 años trabajando para la NASA en el laboratorio de White Sands (Nuevo México). Su trabajo consiste en oler los objetos que viajarán al espacio y proteger a los astronautas de sustancias que podrían convertir su estancia en órbita en un infierno. En la estación espacial no se pueden abrir las ventanas, recuerda, así que no hay manera de escapar de un mal olor. El control es muy estricto y Aldrich pasa su nariz incluso por las pertenencias de los astronautas. Había leído sobre él, pero hasta que no le he visto en este vídeo olisqueando cosas, no me lo acaba de creer.



Vía: Sploid vía @irreductible