Lo que revela la bolsa de un guerrero de 3.000 años

15 octubre 2019

Captura de pantalla 2019-10-15 a las 15.53.51

Hacia el año 1200 a.C., el valle del río Tollense, en Alemania, fue el escenario de la mayor batalla de la que se tiene constancia arqueológica en el mundo antiguo. Desde el año 1996, en un área pantanosa de 450 metros cuadrados en los alrededores del río, se han hallado más de 12.000 restos óseos de 140 individuos, junto a los cuerpos de sus caballos, sus armas y sus objetos de bronce. Las fracturas indican que se produjo un combate cuerpo a cuerpo y los expertos calculan que participaron al menos 4000 contendientes, de los que esperan encontrar al menos 750 cuerpos.

Ahora, en un trabajo publicado en la revista Antiquity, un equipo de investigadores revela el hallazgo de 31 objetos muy bien preservados en el fondo del río, incluyendo tres cilindros de bronce que parecen ser los cierres de un contenedor orgánico, lo que vendría a ser la mochila personal de uno de los guerreros caídos en combate en este lugar del norte de Europa.

Más info: Lo que la mochila de un guerrero revela sobre la mayor batalla de la antigüedad (Next)

Ciencia Catacrocker: El imperio de los cocolitos

08 octubre 2019 Etiquetas:

En nuestra entrega de "Ciencia Catacrocker" - en 'Hoy empieza todo' de RNE3 - os cuento una historia maravillosa: cómo algunos pequeños organismos han moldeado el planeta, han cambiado el planeta y su legado permanece enlos de los lugares más insospechados.


RNE24H: El lío de la nutrición

Etiquetas:

En la sección "En algún lugar de la ciencia", del programa Informativo 24 horas de RNE (cada jueves a las 23,15h), trato de explicar por qué hay tantas informaciones contradicciones respecto a la nutrición. Espero no liaros más :)


¿Qué pasa cuando pintas una vaca como una cebra?

07 octubre 2019

vacacebra

Los científicos creen que el patrón de rayas de las cebras las ayuda a espantar a los insectos. Un grupo de investigadores japoneses lo ha puesto a prueba con un grupo de vacas para ver qué sucedía.

Más info: ¿Qué pasa cuando pintas a una vaca como a una cebra? (Next)

Los 480 pasos de Thibault

exo1

Provisto del exoesqueleto robótico de 65 kg, con la mochila a la espalda y caminando pesadamente, Thibault se siente como un astronauta. “Me sentí como el primer hombre en la Luna”, asegura a la BBC. “Olvidé lo que era estar de pie”. Aunque no está caminando por otro planeta, los 480 pasos que ha dado Thibault con este dispositivo lo convierten en un pionero, el primer ser humano que una lesión medular grave en poder mover los brazos y las piernas por su propia voluntad. En total, entre el programa de realidad virtual y las 39 sesiones de pruebas, Thibault ha recorrido 145 metros, una distancia que muchos cubrimos cada día para ir a comprar el pan o tirar la basura, pero que desde el punto de vista científico es un avance espectacular.

Más info: Los 480 pasos de Thibault: “Me siento como el primer hombre en la Luna” (Next)

Manipulando el cerebro de un ave cantora

doctor-Todd-Roberts-laboratorio_1288081200_13870629_1020x574

Uno de los asuntos que más intriga a los neurocientíficos es el proceso por el cual los humanos aprendemos a hablar. Para estudiarlo se utilizan algunos modelos animales, como el diamante cebra (Taeniopygia guttata), un ave cantora cuyas crías escuchan a sus progenitores cantar y aprenden a replicar las canciones practicando miles de veces, algo parecido a lo que hacen los bebés cuando dicen sus primeras palabras. Tras identificar la red de neuronas que participa activamente en este proceso y comunica las regiones motora y auditiva de estos animales, el equipo del neurocientífico Todd Roberts se preguntó si sería posible intervenir en el proceso y conseguir que las aves aprendieran una canción sin que los padres se la enseñaran.

Más info: Implantan recuerdos en el cerebro de un ave para enseñarle un nuevo canto (Next)

Anatomía de un impacto en Júpiter

03 octubre 2019

jupi2

El pasado 7 de agosto, a las 4:07 de la madrugada, Ethan Chappel observaba Júpiter con un pequeño telescopio en el patio trasero de su casa en Cibolo, en Texas. Su cámara registró un pequeño destello sobre el planeta, un fogonazo que duró 1,5 segundos y generó una luz equivalente a la que refleja el satélite Ío. Durante la siguiente media hora, Chappel siguió grabando y mirando de vez en cuando al monitor sin ser consciente de que acababa de ser el único testigo de una colisión planetaria, un choque que desató una energía equivalente a la explosión de una bomba nuclear y que en las siguientes horas, después de que del revisara la grabación, movilizaría a astrónomos de todo el mundo.

Más info: Anatomía de un impacto en Júpiter (Next)

RNE24H: La leche que nos dieron

27 septiembre 2019 Etiquetas:

En la sección "En algún lugar de la ciencia", del programa Informativo 24 horas de RNE (cada jueves a las 23,15h), os cuento las implicaciones que tiene eld escubrimiento de los primeros 'biberones' de la humanidad.