Literatura e higiene personal

25 junio 2006

“Los escritores de la Generación del 98 huelen a cerrado. Baroja en su propia casa llevaba puestos la boina y el abrigo e incluso a veces se añadía una bufanda y una manta en las rodillas. Un día Unamuno estaba sentado a una mesa camilla y la visita que lo acompañaba, al ver que guardaba silencio y hundía la cabeza en el pecho, creyó que se había dormido, pero una de sus babuchas comenzó a arder en el brasero y por el olor a chamusquina el acompañante se dio cuenta que don Miguel había muerto. Antonio Machado vestía como una cama deshecha y Juan Ramón Jiménez, pese a que sus poemas eran limpios y azules, él iba muy abotonado y de negro como un grajo. El garrotazo que el periodista Manuel Bueno le dio a Valle Inclán le hundió el gemelo en la muñeca. Bastaba con que se hubiera lavado un poco, pero no lo hizo; la herida se le gangrenó y hubo que cortarle el brazo. Desde Galdós a Manuel Azaña, pasando por el atildado Azorín, es posible que ningún literato español se duchara más de diez veces al año”.

Manuel Vicent (Pañería)

7 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Monstruo Enfermo dijo...
  2. Puede que la roña tuviera algún tipo de ponzoña que sirviera como sustento a las musas. Por todos es sabido la fama de sucios que tenemos los europeos en sudamerica; españoles incluidos, seguramente debido a lo poco que gustaban nuestros literatos de darse un baño. No quiero ni imaginarme un clazoncillo de estos:
    lo amarillo palante y lo marrón patráh!!!1

  3. aberron dijo...
  4. Cuando estaba en 6º de EGB, mi colegio organizó una visita para que conociéramos un escritor en persona. Trajeron a un escritorzuelo de segunda fila, autor de varios libros para adolescentes de dudoso éxito, al que recibí con toda la admiración que un precoz enfermo de lo literario como yo era capaz de desplegar. Lo que me encontré fue una especie de despojo humano; más que pelo, el tipo llevaba sobre la cabeza los restos de un incendio forestal, una cascada de caspa salpicaba su chaqueta como la nieve de un árbol de Navidad y los dientes eran un espectáculo de sarro y putrefacción.

    Esa noche me lavé los dientes hasta hacerme sangre y juré no pensar más en aquella tontería de escribir.

  5. maty dijo...
  6. @ aberron

    No hay que elevar una anécdota a rango de categoría, espero.

    Hemos comentado sobre tu anotación aquí: Una temporada en el infierno La litrona, la cerveza y el arte conceptual, por Juan Pedro Quiñonero

    PD: hace días que te incorporé a mis seguimientos RSS diarios, tras saber de tu existencia en "un meneo".

    - Un saludo, en esta mi primera entrada en tu bitácora -

  7. aberron dijo...
  8. Hola Maty! Muchas gracias por la cita, me alegro de ver gente nueva e interesante por aquí. Creo que os tomáis el artículo demasiado a la tremenda. Sobre mi anécdota del escritor te diré que es real y que a mí, con los años, se me ha puesto la piñata un poco más amarilla de lo normnal.

  9. Macacolandia dijo...
  10. Se embobaban en escribir y no se acordaban que tenían que labarse.
    Si el ir guarro era motivo de su inspiración voy a ver si empiezo a descuidarme un poco.
    Un saludo.

  11. Jean Mallart dijo...
  12. En ese sentido, Jiménez era más moderno, un tipo pulcro y elegante que, al contrario de lo que dice Vicent, no siempre iba de negro. Y se bañaba de vez en cuando.

    En "El andarín en su órbita" habla de mucha de esta gente del 98 y el 27; recuerdo especialmente su retrato de Antonio Machado, un guarro que olía a muerto desde lejos, y lo raído y desastrado que iba Valle Inclán, su manera de cecear y sus extravagancias.

    No me quedó muy buena imagen de Juan Ramón Jiménez después de leer este libro... El tío retrata a sus contemporáneos, hasta a sus amigos, con una mala baba impresionante, siempre fijándose en sus defectos. Es tremendo cómo se ensaña con A. Machado, y eso que lo admiraba; imaginaos cómo hablaba de los que le caían mal. No me esperaba esto del autor de "Platero y yo", la verdad... En fin, nadie es perfecto.

    Saludos y enhorabuena por tu interesante blog.

  13. aberron dijo...
  14. Gracias a ti; es muy gratificante tener comentarios más interesantes que los post.

    saludos!