Metralla espacial

20 septiembre 2006

Catálogo de impactos sobre el fuselaje del módulo LDEF de la NASAA 400 kilómetros de altura, un fragmento de basura estelar de apenas un milímetro de grosor puede atravesar el traje de un astronauta y causarle la muerte al instante. El impacto de uno de estos diminutos fragmentos equivale al de una bala a 28.000 km/h y empieza a ser un riesgo creciente en los paseos espaciales.

Sin ir más lejos, el pasado 16 de septiembre, mientras realizaban su primera excursión a la Estación Espacial Internacional, los astronautas del trasbordador "Atlantis" perdieron una tuerca, un muelle y una arandela. Los tres pequeños objetos se alejaron flotando en el vacío sin que nadie pudiera hacer nada por recuperarlos.

De las 2.000 toneladas de chatarra espacial que flotan hoy día alrededor la Tierra, hay unas 10.000 piezas cuyo tamaño (superior a 10 cm. en la órbita LEO y a un metro en la órbita GEO), permite a las agencias mantener un seguimiento exacto de la situación. El 99% de basura restante lo componen varios millones de minúsculos objetos que flotan a la deriva y sin ningún tipo de control.

Cuando dos pedazos de chatarra espacial chocan en órbita, ya sea entre sí o contra un satélite, se generan miles de pequeños fragmentos cuyo efecto puede resultar letal: en el vacío, el impacto de un objeto del tamaño de una moneda equivale al de un autobús lanzado a toda velocidad.

En enero de 1990, el módulo experimental LDEF (Long Duration Exposure Facility) regresó a la Tierra después de haber permanecido en órbita durante casi 6 años. Sobre su superficie, los científicos de la NASA contabilizaron y catalogaron más de 30.000 impactos, de los cuales 5.000 tenían un diámetro superior a 0,5 milímetros. El catálogo de impactos sobre el casco de la LDEF es sencillamente estremecedor.

El LDEF era una especie de satélite de bajo coste, un armatoste cilíndrico rodeado de paneles de distintos materiales con el fin de observar su resistencia en órbita durante largos períodos de exposición. Gracias a los impactos recibidos por el LDEF en distintos tipos de superficie, se está avanzando en el desarrollo de nuevos sistemas de protección.

Curiosamente, mientras termino este artículo, me entero de que la Atlantis ha tenido que retrasar su aterrizaje para estudiar la presencia de un objeto bajo la nave. Según la crónica, los ingenieros han encontrado un "objeto no identificado" que da vueltas alrededor de la Tierra en la misma órbita que el transbordador. Por el momento, los expertos no han podido determinar su tamaño. Me juego lo que sea a que, como en aquel cuento de Lem, se trata del destornillador.

Más: 1, 2, 3 y 4.

12 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Orgen dijo...
  2. No es que en el espacio las cosas pequeñas sean mortales si no que, como todo está en órbita, en realidad todo está viajando a cientos de kilómetros por hora. Lo peligroso es la diferencia de velocidades entre los astronautas y lo demás.

    Quizas sea hora que lanzen una red espacial para recoger toda esa basura...

  3. alvarhillo dijo...
  4. Recuerdo un reportaje sobre la basura espacial en el que salía un técnico mostrando el objeto patrón que usaban para calibrar los objetos y era un pedazo de tornillaco de diez centimetros de largo y como de uno y medio de grosor, que acojonaba pensarlo girando a miles de kilometros por hora.
    Imagínate, si un objeto como un grano de arroz te puede matar, el tornillo de marras te arranca directamente la cabeza.
    Un gran saludo.

  5. abandonalia dijo...
  6. No me cuadra esta frase: "en el vacío, el impacto de un objeto del tamaño de una moneda equivale al de un autobús lanzado a toda velocidad.". La fuerza de impacto de cualquier cosa tiene que ver con su masa y su velocidad, su energía cinética, vamos. No sé que energía cinética tendrá un "autobús a toda velocidad", pero para que una moneda tenga la misma energía necesitará una velocidad endiablada. ¿Pero que tiene que ver el vacío (falta de aire) en la ecuación? Tal vez "en orbita" tendría más sentido... Sobre todo si las orbitas de los objetos que colisionan están en el mismo plano, pero distinto sentido de giro...

    Lo que es cierto es que a este paso van a tener que blindar cualquier cosa que quiera permanecer en órbita más o menos indemne.... Será gracioso ver a los astronautas con algo similar a armaduras medievales, o a esos robots de las anime japoneses...

    Salu2!

  7. Luis dijo...
  8. Que curioso lo que cuentas. Asi que un moneda en el vacío equivale a un choque de bus en la tierra??? Alucinante. Algún día podías explicar esto con más detalle.

    Gran post. Salud y paz.

  9. aberron dijo...
  10. Hola a todos: la verdad es que lo del autobús y la moneda lo leí en uno de los links que os propongo (de El Pais), y el periodista aseguraba que era un dato publicado por la revista Science. Imagino que se trata de un símil para explicar que la gran velocidad que adquiere el objeto en el vacío multiplica los efectos del impacto.

    saludos!

  11. abandonalia dijo...
  12. Así que viene en El País. Entonces habría que ver si se lo mandamos a malaciencia o a malaprensa... :)

    Por cierto, que lo olvidé antes... Buen post, como siempre.

    Salu2!

  13. IVAN dijo...
  14. Pues espera a que comenzemos a tirar al espacio todas nuestras mierdas toxicas, radiactivas y contaminantes, como ya hacemos con el mar.
    Saludos

  15. Anónimo dijo...
  16. No tiene nada de raro lo de la comparación de la moneda con el autobús. Un autobús que te atropelle en medio de una ciudad viaja a una velocidad no superior a los 50 km/h. La moneda en órbita puede viajar a más de 25.000 km/h.

    La energía resultante es un medio de la masa por la velocidad AL CUADRADO. Es evidente que la velocidad es lo que marca realmente la diferencia en esa ecuación.

    Eso funciona incluso en la balística. Una bala de 9 mm aunque muchos no lo saben, posee más masa que una del 357 Magnum. En pulgadas, 9 mm son un 38. La bala del Magnum es menor. Sin embargo, el Magnum lleva el triple de pólvora que el 9 mm (el casquillo es mucho más largo). Por ello, la bala del Magnum lleva más velocidad y te arrea un "petcazo" mayor. Es física elemental de bachillerato.

  17. Anónimo dijo...
  18. Anonimo lo ha resumido muy bien.

    Lo que importa es la velocidad a la que se mueve el objeto ya que su energia es proporcional al cuadrado de su velocidad.
    Solo tienen que verificarlo ustedes mismos haciendo una sencilla cuenta.
    La energia es igual a la mitad de la masa multiplicado por su velocidad dos veces. Haganlo y veran que los numeros hablan por si solos

  19. Anónimo dijo...
  20. Bueno, lo importante no es tanto la velocidad del objeto en sí sino la que tiene con respecto al objeto contra el que impacta.

    Lo del vacio tampoco quiere decir nada como tal sino que es una manera de referirse a el espacio, sin gravedad, que también está al vacio, pero que esto último no tiene ninguna transcendencia en el impacto.

  21. Neurotoxine dijo...
  22. PLOP!

    El vacío si tiene incidencia en el impacto. Si no, dichos objetos volando perderían velocidad a causa del ROCE, que es tendiente a 0 en el espacio.

    Aquí disparas una pistola y la bala acelera hasta un máximo y a causa del roce pierde inercia y empieza a disminuir su velocidad. Además la gravedad la obliga a bajar terminando en el suelo.

    En el espacio la bala alcanza la máxima velocidad pero como nunca hubo roce dicha velocidad es MAYOR. Luego, al no tener gravedad que la haga caer y sólo la mantiene en órbita, puede entrar en ella y mantenerse en desplazamiento orbital con su velocidad constante y con una disminución tendiente a 0. De hecho es más fácil que a causa de la fuerza centrífuga comience a subir la velocidad y de nuevo, gracias a la pérdida por roce=0 tenemos un misil de 9mm.

  23. Anónimo dijo...
  24. Orgen,

    Sobre lo que dices de la red espacial creo que es peor el remedio que la enfermedad, de qué tendría que estar hecha para soportar los impactos que debería soportar, como funcionaría? Yo creo que en cuestión de años se hará imposible viajar porque pienso que se creará una teoría del caos. Unos tocan con otros y van aumentando estos exponencialmente y dispersandose en otros trozos más pequeños hasta el punto que sea imposible orbitar.

    Un saludo.