Apuntes sobre la velocidad del pensamiento

23 diciembre 2009

El paciente BW [Binkofski y Block, 1996] se encontraba conduciendo su coche una mañana cuando notó que la realidad se aceleraba a su alrededor. En apenas un instante observó cómo los árboles y los edificios comenzaban a moverse al otro lado de las ventanillas como si estuviera conduciendo a 300 kilómetros por hora, así que levantó el pie del acelerador y detuvo inmediatamente el vehículo a un lado de la carretera.

Unos segundos después, aún aturdido, BW levantó la vista del volante y descubrió que la sensación no había terminado: el mundo seguía moviéndose a una velocidad vertiginosa.

Los médicos que le atendieron comprobaron que, además de percibir que el tiempo transcurría más deprisa, el paciente BW había ralentizado notablemente sus movimientos y caminaba y hablaba como si lo hiciera a cámara lenta. Su distorsión del sentido temporal alcanzaba tal extremo que cuando le pedían que contara 60 segundos en voz alta BW tardaba hasta 286 segundos en completar la tarea. (Seguir leyendo en la Guía para Perplejos)

* Todos los días 23 publico un artículo en Libro de Notas. Podéis leer el resto de artículos aquí.

2 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Addax dijo...
  2. ¡Muy interesante! Me voy a "Perplejos". Gracias.

  3. Raven dijo...
  4. Increíble ! Había oído hablar de los experimentos de Eagleman, pero no de este señor. Muy bueno !