Lo que sabemos sobre el sueño de los osos

18 febrero 2011


Sí, lo que veis y escucháis en la imagen es un oso roncando a pierna suelta. Hasta hoy mismo, este sencillo y hasta entrañable gesto sigue siendo uno de los procesos más misteriosos de la naturaleza, pues desconocemos el mecanismo que les permite permanecer durante todo un invierno sin comer, beber, orinar ni defecar, y salir de su osera seis o siete meses después con sus funciones vitales intactas y apenas algunos kilos de menos. (...)

Un grupo de científicos del Instituto de Biología Ártica de la Universidad de Alaska Fairbanks acaba de publicar en Science el estudio más completo realizado hasta ahora sobre el letargo invernal de los osos y han confirmado con datos que se trata de un verdadero proceso de hibernación.

Seguir leyendo en: Lo que sabemos sobre el sueño de los osos (lainformacion.com)

9 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. dj blaster dijo...
  2. siempre interesante,,gracias!

  3. dj blaster dijo...
  4. siempre interesante! gracias!

  5. Heimdall dijo...
  6. Como de costumbre, ameno e interesante :)

  7. Utopazzo dijo...
  8. Pues ciertamente es interesante y además, me he visto reflejado en el oso (cuando ronca sobre todo) y hete aquí que he pensado si no hibernaré yo también... luego la fecha de los periódicos, me dice que no es así.
    Imaginad qué sería si el hombre hibernase: ahorro energético, menor superpoblación... un largísimo etc. y en el largo sueño, tal vez, daríamos solución a muchos problemas.
    Brillantes entradas en este blog (aunque los comentarios no estén a la altura). Muchas gracias y saludos utopazzianos desde la cueva hibernante.

  9. Milú el Bárbaro dijo...
  10. Me voy a leer el artículo original, porque eso de que los osos hagan "hibernación verdadera" es algo totalmente sorprendente.

    Para el que no lo sepa, se le llama hibernación cuando el metabolismo baja de forma tan drástica que la temperatura corporal está apenas un grado o dos por encima de la del medio, y es habitual en animales más pequeños (por ejemplo, lirones). Este proceso requiere energía para "volver a encender las máquinas", y al ser dicha energía proporcional al volumen del animal, siempre se ha considerado que los animales grandes no hibernan.

    En su lugar, estos animales entran en un letargo durante el cual su actividad metabólica desciende y su temperatura también, pero mucho menos que en el caso anterior (la temperatura corporal no bajará más de 5 o 6 grados, por ejemplo)

  11. Milú el Bárbaro dijo...
  12. Leido el artículo en lainformación, creo que la cuestión es más bien nomenclatural.

    Aunque el artículo aporta nuevos datos, no dice nada nuevo.

    Respecto a hibernación o letargo, es cuestión de cómo definas hibernación, aunque por la definición clásica los osos siguen sin hibernar.

  13. MFG dijo...
  14. Es alucinante que aun queden blogs como éste, es muy bueno, de verdad.
    A parte de bien escrito, dais un paso más en la ciencia, en una España donde lo que hay es obstáculos para el desarrollo científico como podeis ver aquií http://keti0nminihackers.wordpress.com/2011/02/18/joan-guinovart-la-ciencia-espanola-esta-enferma-y-malnutrida/

  15. noaguantoamijefe dijo...
  16. Pues no me importaría hibernar alguna semanita que otra...ojalá pudieramos elegir.

  17. KAE dijo...
  18. JODER, PERO SI ES IGUALITO A MI HERMANO.
    KAE.