Dieciocho

15 abril 2011

Una huella tomada en Ngare Sero, Kenia. Imagen: Cynthia Liutkus

En las orillas del lago Natron, en Tanzania, sobre un lecho de ceniza volcánica, el investigador Brian Richmond, de la Universidad de Washington, asegura haber descubierto las huellas humanas fosilizadas de un grupo de 18 homo sapiens que caminaban por este lugar hace 120.000 años hacia un destino desconocido.

El descubrimiento se dio a conocer hace un par de días, según publica Scientific American, durante el encuentro anual de la Sociedad de Paleoantropología. Las primeras huellas humanas en la zona sur del lago, Ngare Sero, fueron descubiertas en 1998 por las tribus masai de la región. A partir del año 2010 varios equipos de investigadores se acercaron a este lugar e identificaron hasta 350 huellas de nuestros antepasados más recientes, los primeros homo sapiens que caminaban por África. (Seguir leyendo)


Los equipos que ya habían investigado aquí, como el de Cynthia Liutkus de la Appalachian State University, habían descubierto huellas aisladas que, a juzgar por la forma, la dirección y la velocidad estimada de desplazamiento, pertenecían a individuos diferentes que se movieron en algún momento de nuestro pasado por este lugar. La particularidad del descubrimiento de Richmond es que las huellas pertenecen a un grupo: se desplazan juntos y en la misma dirección, hacia el oeste. De esta forma, es posible que estos dieciocho individuos formaran la primera comunidad nómada de homo sapiens en movimiento de la que tenemos constancia.

Para obtener más información sobre este misterioso grupo, Richmond y su equipo han comparado las huellas fosilizadas con moldes de huellas creadas al efecto por habitantes de la zona moviéndose a distintas velocidades. Basándose en estas comparaciones, el equipo concluye que el grupo de los dieciocho estaba compuesto por hombres, mujeres y niños, y que había más mujeres que hombres.

Las famosas huellas de Laetoli. Imagen: Science Photo Library

El registro fósil de huellas humanas es bastante escaso y ofrece muchísima información sobre qué hacían nuestros antepasados. El yacimiento más conocido, las famosas huellas de Laetoli en Tanzania, pertenecen a varios Australopitecus afarensis y quedaron impregnadas en el suelo hace varios millones de años. En 2009, también en Kenia, se descubrieron las huellas de lo que se creen Homo ergaster o primitivos Homo erectus con alrededor de un millón y medio de años de antigüedad. Lo más parecido a este hallazgo son las famosas "huellas de Eva", descubiertas en Sudáfrica en 1995, con una antigüedad de 117.000 años y consideradas como las huellas más antiguas de humanos anatómicamente modernos. De este período no se han descubierto más de tres docenas de huellas, pero nunca de un grupo tan numeroso.

Estos dieciocho individuos de Ngare Sero son unos antepasados bastante recientes, los primeros homo sapiens que caminaron por África y similares físicamente a cualquiera de nosotros. No sabemos quiénes eran, ni qué buscaban al caminar hacia donde se pone el sol, pero su rastro quedó para siempre en este pequeño rincón del planeta en el que hasta ahora no habíamos puesto nuestra atención.

Enlace: Fossil footprints of early modern humans found in Tanzania (SciAm)

6 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Rafael.M dijo...
  2. Interesante artículo. Muchas gracias.

  3. Alarico dijo...
  4. Evocadora imagen la de las huellas de nuestros antepasados, sin duda.

    En el enlace que aportas dice que habían dos grupos de huellas. Uno de ellos corresponde a varios individuos caminando, corriendo o paseando hacia el Este. Por ello piensan que no son un grupo viajando junto, sino huellas dejadas en diferentes momentos por diferentes individuos.
    El otro conjunto de huellas sí que pertenece a un grupo de 18 personas caminando hacia el Oeste y que lo hacían juntas y a la misma velocidad.

  5. aberron dijo...
  6. Me lié con este y oeste. Luego lo miro, gracias!

  7. Ana B.Frías dijo...
  8. Un artículo más que interesante. Gracias por hacer un periodismo interesante y cercano a todos. Besos

  9. Sherson Lazaro dijo...
  10. Muy interesante, noticia como para no perder el rastro, Saludos

  11. El hombre intranquilo dijo...
  12. Lo que parece estar claro es que el bipedismo fue la primera de nuestras "señas de identidad" y luego vino todo lo demás, incluido el desarrollo del cerebro. Desde que sabemos que las huellas de Laetoli son de Afarensis, quedan descartadas muchas teorías románticas sobre la humanidad que se levanta para ver más allá del horizonte.

    Si no me equivoco, el por qué de este cambio es uno de los mayores misterios a los que se enfrenta la paleoantropología actual.