Cómo cambiar el cerebro de un atleta

30 enero 2014

El atleta paralímpico Jeff Hardy en Atlanta 2008 (Wikimedia Commons)

En el año 2008, cuando le quedaba un largo para terminar la final de 200 metros libres, la nadadora eslovena Sara Isakovic calculó mal su último volteo y cuando fue a empujarse con la pared de la piscina se dio cuenta de que se había quedado demasiado lejos. "Recuerdo que pensé: ¡esto no está pasando! ¿Por qué ahora?", asegura. Sin embargo, en apenas unos segundos, logró recomponerse y realizar un último y brutal esfuerzo para ganar la medalla de plata en las Olimpiadas de Pekín, la primera de su país en natación en unos Juegos Olímpicos.

Seguir leyendo en: Cómo cambiar el cerebro de un atleta para que gane una medalla olímpica (Neurolab)


1 comentarios :

  1. Anónimo dijo...
  2. Ya se ha acuñado el término "neurodoping" en la bibliografía científica referente a la fisiología del ejercicio.
    http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=neurodoping

    Sobre la importancia del sistema nervioso central en el rendimiento deportivo recomiendo leer a Noakes T, Nybo, Nielsen.
    que describen perfectamente los protocolos para detectar fatiga central, para explicar cómo se genera una "pájara en un atleta etc." Y cómo el cerebro, con entrenamiento o con herramientas que le indiquen por feedback que no pasa nada, consigue superar la fatiga periférica y continuar el ejercicio.
    De momento algunas técnicas serían de difícil aplicación, la TMS no tiene efectos muy prolongados en el tiempo,por lo que habría que estimular al atleta en el vestuario (poco probable) pero la tDCS si es más duradera y además el aparato es más portátil.

    Recientemente, un grupo español, ha descubierto que el uso de campos magnéticos estáticos (literalmente un imán) de una determinada intensidad también modula la excitabilidad de la corteza cerebral de forma no invasiva. Esta técnica es nueva en el panorama de la neuroestiulación tanto para investigación como par a clínica. (Oliviero et al JPhysiol 2011). El descubrimiento ha tenido bastante repercusión en la comunidad científica (Paulus W JPhysiol 2011; Benjamin et al Brain Stimulation 2013; Rivadulla et al Neuromodulation 2013). Esta técnica si que está todavía empezando y se trata de concretar sus aplicaciones en investigación y en clínica.

    salud.
    JuanR