La mortalidad de los sherpas, en un gráfico

21 abril 2014

El alud de nieve que mató a al menos 16 sherpas el pasado viernes en el Himalaya es una llamada de atención sobre la situación de estos guías. En la revista Outside, el especialista Jonah Ogles ha hecho las cuentas para calcular la mortalidad en esta profesión en el Himalaya y el resultado es escalofriante. Aún sin tener en cuenta el accidente de esta semana, las cifras de muertes por cada 100.000 personas trabajadores colocan a los sherpas como la profesión más peligrosa del mundo, con una mortalidad por encima de la de los soldados estadounidenses desplazados a Irak.

Comparativa de la mortalidad de sherpas con otras profesiones. Cifras por cada 100.000 trabajadores. Fuente: Jonah Ogles (Outside)
* Actualización 20:27h: Como apuntáis en los comentarios, el uso de la estadística de Ogles es bastante tramposo, ya que la muestra de trabajadores es muy pequeña, y ahora tengo mis dudas de que las proporciones de los círculos sean correctas. Aún así, el ejercicio permite visualizar bien la dimensión de la tragedia dentro del colectivo. Siento la confusión.
"Si un 1% de los guías de escalada o instructores de esquí estadounidenses estuvieran muriendo en su trabajo - la media de mortalidad de los sherpas del Everest- la industria de los guías desaparecería", escribía Ogles hace unos meses. "Pero escalar el Himalaya se entiende como algo extremadamente peligroso, y la gente que juega a esto apela todavía a las raíces románticas de la exploración en lugar de a su situación actual de actividad recreativa para los turistas".

Muertes de sherpas en el Himalaya por años. Fuente: Jonah Ogles (Outside)

En The Atlantic han hecho un análisis más detallado de estas muertes de sherpas en el Himalaya, con gran cantidad de datos y gráficos que explican por qué se produce esta situación. El motivo por el que arriesgan sus vidas son los 5.000 dólares que reciben al año, alrededor de 3.600 euros, en un país con una media anual de ingresos de poco más de 700 dólares (500 euros), según Reuters. La alta mortalidad de los guías se produce, entre otras cosas, porque pasan más tiempo en zonas peligrosas de avalanchas acondicionando el terreno y los campamentos para los extranjeros que les contratan.

La dimensión de la tragedia del viernes se hace más terrible cuando vemos el vídeo de la avalancha, captado por otros montañeros en la zona. Lo tuiteaba anoche Sebastián Álvaro y pone los pelos de punta, porque se intuye que algunos de los puntitos negros que engulle la nieve son los sherpas fallecidos. No apto para personas sensibles:



Más info: Who Dies on Everest—and Where, and Why (The Atlantic) | Everest Deaths: How Many Sherpas Have Been Killed? (Outside)

* Actualización 2: Lo bueno de tener amigos es que acuden a socorrerte cuando metes la pata. Mi colega Pablo Gutiérrez (trabaja ahora como infografista en la BBC) me confirma que el gráfico de círculo es un desastre y me pasa una versión con las proporciones correctas. Podéis verla pinchando aquí.


6 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Anónimo dijo...
  2. Interesante...

    Me gustaría aclarar que son muertes por cada 100.000 trabajadores de esa profesión, no presonas. En el caso de que fuesen muertes por cada 100.000 personas estariamos hablando de decenas de millones de muertos.

  3. Javi dijo...
  4. El uso de la estadística en este artículo es bastante flojo...

    En un accidente en 2014 han muerto más sherpas que en los 14 años anteriores... El artículo de Jonah Ogles es bastante malo en ese sentido, y echo en falta que esta reseña de Fogonazos sea un poco más crítica con ello, y menos amarillista.

    De hecho, imaginemos una profesión que sólo tengan 50 personas en el mundo. Si una sola muere en accidente laboral, esa profesión ya se convertiría en la más peligrosa del mundo... Pensemos un poco y nos daremos cuenta de que hay que reflexionar antes de soltar un "la estadística dice".

  5. Antonio Martínez Ron dijo...
  6. #1 #2 Lleváis razón en las críticas. He introducido una pequeña nota aclaratoria en el artículo. me pareció tan impactante el gráfico que ni me paré a pensar. Lo siento. :-/

  7. Miguel dijo...
  8. Sé que está demás decirlo, pues se da por hecho en un blog de ciencia. De todas formas, me gustaría resaltar la rápida respuesta de Antonio Martínez Ron. El artículo en un poco flojo, ha recibido un par de comentarios con criterio y tras un pequeño análisis, Antonio ha aclarado su visión e incluso ha pedido disculpas.

    No te conozco en persona Antonio, creo que sería muy interesante hacerlo! Me parece que el trabajo que has estado haciendo es genial y entiendo tu éxito (o el del blog) con pequeños detalles como éste.

    Otra vez, enhorabuena de un seguidor de hace unos 5 añitos ya!

    Saludos,
    Miguel

  9. Anónimo dijo...
  10. #1 ¿cómo que decenas de millones de personas?

  11. guardiolajavi dijo...
  12. Amarillismo me parece poco, con respecto a la estadística está todo dicho. Queda claro que la noticia es la terrible tragedia de este año con 14 Sherpas muertos.
    Ahora que he visto la fuente aún me parece peor. Viene de una publicación de montaña.

    Es un artículo escrito para crear la opinión (ampliamente establecida) de que la subida al Everest se ha visto devaluada con la llegada de las expediciones comerciales. Opinión unánime en el circulo de los que han conseguido ellos mismos montar una expedición para subir cualquiera de los 8000.

    Desde luego si todo el mundo tuviese la oportunidad de poder montar su propia expedición lo harían y no existiría este negocio. Pero esto no es así, y resulta que se ha conseguido montar esto, por lo que "cualquiera" por un relativamente "módico" precio puede cumplir el sueño de su vida. (Las comillas son porqué hace falta estar en forma para conseguirlo, nadie te sube, y lo de módico son, hablo de memoria, entre 30.000 y 50.000 euros, y por supuesto el tiempo, un expedición es mucho pero mucho más cara)

    Estoy seguro que hay descerebrados con dinero que van a ver que es eso de la montaña, pero para la mayoría es un sueño que gracias a esto pueden hacerlo realidad. Y saben que se están jugando la vida.

    Por descontando hay que primar la seguridad, siempre de todas las personas involucradas.
    A mi me parece peligrosísimo que en expediciones se premie con un incentivo de unos 1000€ la llegada a cumbre para los Sherpas. Y esto no lo hacen solo las expediciones comerciales.

    Cuando estos montañeros profesionales se quejan de la saturación y de la comercialización de la montaña deberían acordarse de Reinhold Messner, si no les gusta que haya gente que suban cuando nadie sube para estar solo, y sin Sherpa.