El cementerio de naves espaciales del Pacífico sur

07 agosto 2014


A unos 3.900 km al sudeste de Nueva Zelanda, en el paralelo 40 del hemisferio sur, hay una región del océano Pacífico que alberga los restos de varias decenas de vehículos espaciales. Durante los últimos 30 años, las agencias espaciales han elegido este lugar para estrellar sus naves de carga y hasta sus estaciones obsoletas porque es una zona profunda (hasta 4 km) y está alejada de áreas pobladas y las rutas marítimas internacionales.

La zona es conocida coloquialmente como el cementerio de naves espaciales y aquí se han dejado caer naves como los cargueros Progress, de la agencia espacial rusa, el japonés H-II o los ATV europeos. Estas naves se lanzan para proveer de suministros a la Estación Espacial Internacional (ISS) y una vez terminada su tarea, y llenas de los restos que sobran en la estación, se estrellan en el océano siguiendo la ruta más segura. Los rusos también han estrellado en esta zona del Pacífico varias estaciones espaciales obsoletas, las Salyut y la estación Mir (de 100 toneladas), cuya reentrada en 2001 tuvo en alerta varias horas a las poblaciones de Australia y las islas Fiyi.

Uno de los momentos más interesantes fue la reentrada del ATV Jules Verne que dejó algunas imágenes espectaculares en septiembre de 2008 antes de desintegrarse sobre el océano.

De hecho, como apunta BLDGblog, es probable que la ISS acabe sus días bajo estas aguas una vez que acabe su vida útil, que algunos situaban en una fecha tan cercana como 2020 (esperemos que no). Las agencias apuestan por traer de vuelta a la tierra estas grandes estructuras espaciales porque dejarlas en órbita, aunque se las enviara a órbitas más lejanas, supondría un riesgo mayor (imaginemos la cantidad de fragmentos que podría originar la ISS si se convierte en una nave fantasma que chocara accidentalmente con algún objeto).

 La idea de que exista una zona del planeta donde se vayan acumulando todos estos derrelictos de la era espacial tiene un punto maravilloso, aunque en honor a la verdad hay que recordar que estos vehículos se desintegran en pequeños trozos, la mayoría irreconocibles, y que el área es tan extensa que sería muy improbable encontrarlos en una excursión submarina. Aún así, gente como el autor de BLDGblog se atreve a soñar con un futuro en que el cementerio de naves sea declarado patrimonio cultural por la UNESCO y que con el paso de las décadas se convierta en una necrópolis inmensa de los tiempos en que empezamos a viajar a las estrellas.

Enlace: The Spacecraft cemetery (BLDGBLOG)

9 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Anónimo dijo...
  2. Por esa zona no se supone que esta Cthulhu? xD

  3. Ivan Vihe dijo...
  4. Tirando la basura del espacio al oceano... pues no se que de positivo tendrá. Barato, sí, pero sigo sin verle el lado positivo.

    Igual no hay otra salida viable. ¿?

  5. Ignacio Agulló dijo...
  6. Creo que sería interesante explicar, ¿porqué ahí? Respuesta: porque es un polo de inaccesibilidad. Bien, pero ¿qué es un polo de inaccesibilidad? Respuesta sucinta: "El lugar más lejos de". En este caso, el lugar del planeta más lejos de tierra firme.
    P.S. No sé que me pasa con Blogger, que los comentarios escritos desde Chrome y Firefox+NoScript se me pierden y tengo que acabar recurriendo a Internet Explorer.

  7. Antojo Extremeño dijo...
  8. Lo de polo de inaccesibilidad tambien tiene su la negativo, tambien esta muy inaccesible para limpiar y la contaminación, al fin y al cabo, se extiende por el agua.

  9. Antojo Extremeño dijo...
  10. Lo de polo de inaccesibilidad tambien tiene su la negativo, tambien esta muy inaccesible para limpiar y la contaminación, al fin y al cabo, se extiende por el agua.

  11. cienciasycosas.com dijo...
  12. Iba a pregunta si en esa zona se intentó algún tipo de campaña para ver posible colonización simbiótica a los trozos, aunque al ser tan pequeños y en teoría en un área tan extensa sería una locura.

  13. Emilio Tejera dijo...
  14. Como te he comentado también en Facebook, magnífico artículo, aberron, y muy relacionado por un tema que me fascina tanto que escribí un cuento hace tiempo sobre un tema. Por si a alguien le interesa: http://emilio-tejera.blogspot.com.es/2013/12/el-relato-de-diciembre-en-lo-profundo.html

  15. Jose Zanni dijo...
  16. Ya me imagino a los que juegan a la arqueologogía, con un detector de metal escaneando las profundidades :P :D

    Hay que ver lo tiquismiques que resultan algunos, mientras usan electricidad, ordenador, coches y casas que contaminan el ambiente...

  17. ricardo comrade dijo...
  18. Si Cthulhu nemo y los sonidos misterioso del mar estan cerca dela zona :o