La isla donde mueren los aviones

11 mayo 2016 Etiquetas:

avion1Imagen: Eliot Stein

Ese esqueleto que ves sobre la arena negra perteneció un día a un C-117 del ejército de Estados Unidos y lleva en este lugar recóndito de Islandia más de 40 años. El 21 de noviembre de 1973 el capitán James Wicke volaba sobre la isla cuando un cambio brusco de tiempo congeló los dos motores y tuvieron que descender en una maniobra casi suicida sobre el glaciar Vatnajökull. El piloto y los cinco pasajeros sobrevivieron de milagro y fueron rescatados por un helicóptero de la Marina, pero el avión se quedó en este lugar para siempre.


Tal y como cuenta Eliot Stein en un magnífico reportaje, el avión se ha convertido en los últimos meses en una atracción turística. Cada día acuden hasta aquí hasta un centenar de turistas, que dejan inscripciones en las paredes del derrelicto, y hasta Justin Bieber ha grabado un vídeo musical entre los restos. Pero lo más alucinante de lo que cuenta Stein es que existen decenas de aviones estadounidenses abandonados en condiciones similares por toda la isla. "Islandia ha sido históricamente el triángulo de las Bermudas de los aviones militares estadounidenses", escribe. "Tener uno de los patrones de tiempo más volátiles del planeta y balizas de navegación primitivas, ha hecho que se hayan estrellado más aviones militares de EE.UU en esta isla del tamaño de Kentucky que en cualquier otro lugar de la Tierra".


Si te parece exagerado, basta mirar los registros oficiales, que indican que entre 1941 a 1973 hubo más de 385 accidentes aéreos de la aviación estadounidense en Islandia, lo que equivale a un accidente por cada 31 días durante 33 años seguidos. En la mayoría de los casos las autoridades han preferido dejar el esqueleto del avión en el sitio y rescatar el material valioso debido a lo inaccesible de algunos de estos parajes. "En una isla donde el 80 por ciento del territorio está deshabitado y más del 60 por ciento está cubierto de glaciares y desiertos de lava", escribe Stein, "hay un montón de lugares donde puedes estrellar un avión sin que a nadie le importe".

Más info y fotos: ​Iceland’s Ghost Planes (War is Boring) | Vía: @inerciacreativa

1 comentarios :

  1. Josepzin Ungoliante dijo...
  2. Se convirtió en toda una atracción :D