Todo lo que un vuelo en avión le hace a tu cuerpo

05 enero 2018

cabin_crew_service_(2)

Si eres un poco curioso habrás leído alguna vez, como yo, que las condiciones de presión y humedad en la cabina de un avión alteran ligeramente tu sentido del gusto y las compañías deben salpimentar más las comidas para que no resulten insípidas. O que el zumo de tomate sabe especialmente sabroso porque el sabor umami se percibe más intenso. Pero no es el único cambio que se produce en tu mente y en tu cuerpo durante un vuelo de larga distancia. Leyendo este fantástico artículo de Richard Gray en BBC Future descubro que, como dice @CaosAzucaradoel llamado "aerotrastorno" puede llegar a ser literal. Estos son algunos de los cambios que un vuelo hace a tu cuerpo y que quizá no quieras saber:

  • El descenso de la presión puede reducir la cantidad de oxígeno en la sangre de los pasajeros entre un 6 y un 25%, según el artículo, lo que puede producir sensación de somnolencia o fatiga. (No encuentro la fuente de esa cifra, pero hay amplia literatura sobre esta desaturación de la sangre)
  • Esta reducción del oxígeno puede afectar a las capacidades cognitivas y reducir la velocidad de respuesta.
  • La visión en condiciones de oscuridad puede reducirse hasta un 10% porque las células de la retina están especialmente ávidas de oxígeno.
  • Se reduce la sensibilidad de las papilas gustativas - lo que explica lo de las comidas- y se pierde olfato.
  • La sequedad del ambiente hace que la humedad de la piel se reduzca hasta un 37%, lo que puede aumentar la sensación de picor.
  • Los efectos del alcohol se amplifican, y también los de la resaca del día siguiente.
  • Puedes sufrir alteraciones del humor, por eso hay gente que llora más con las películas en vuelo, ya sea de pena o alegría.
  • Se sospecha que puede afectar al sistema inmune, por eso hay quien siente que se está resfriando (también porque el aire acondicionado suele estar a todo trapo)
Estos son solo algunos de los puntos. Si te apetece profundizar, y no tienes reparos con lo de volar, puedes leer más detalles en el artículo "How flying seriously messes with your mind" (BBC Future)

5 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Felipe A. Hernandez dijo...
  2. Pues no es para tanto si lo comparamos con los "efectos secundarios" de estar 1 mes en un barco.

  3. Anónimo dijo...
  4. Faltan los efectos y alteraciones de la presión y volumen de líquido cefalorraquídeo y presión intracraneal. Así como las alteraciones vestíbulo-cocleares y del perilinfo, en probable relación con a las alteraciones de LCR antes mencionadas.
    Yo que tengo hipotensión intracraneal espontánea crónica y severa tengo limitaciones con los vuelos (Los que tienen lo contrario, hipertensión intracraneal lo mismo).

  5. Juan Francisco González Linares dijo...
  6. No sé si produce algún efecto notable en nuestro cuerpo, pero en los aviones se recibe mayor cantidad de radiación cósmica debido a la altitud (menos capas de atmósfera). Se puede incluso constatar con un contador Geiger.

  7. Anónimo dijo...
  8. Otra noticia pagada por un lobby. El lobby del zumo del tomate, muy sagazmente, camufla información falsa en artículos que no hablan directamente de él. ¿Acaso hay gente cuerda y que a su vez le guste el zumo de tomate? Chem=Zumo Trails=Tomate. ¿No es extraño que el zumo de tomate envasado al analizarlo tenga grandes cantidades de silicio y tungsteno?

  9. Nasher Currao dijo...
  10. ¿Y la radiación? esta estudiado que en un vuelo promedio de 4-5 horas recibis mas radiación ionizante que estar en Chernobyl por unas horas o todas las radiografiás de tu vida