Una solución al enigma del metrónomo de Beethoven

16 diciembre 2020

Foto1

Durante 200 años las anotaciones del compositor sobre el ‘tempo’ de sus obras han traído de cabeza a los músicos. Ahora, dos investigadores españoles descartan que su metrónomo estuviera roto y creen haber hallado la solución a uno de los mayores misterios de la historia de la música.

Leer más: Dos españoles encuentran una solución al enigma del metrónomo de Beethoven

5 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Carlos Cerdán dijo...
  2. Pluralitas non est ponenda sine necessitate. Caso cerrado.

    Muchas gracias Aberrón por deleitarnos con este y los demás ensayos.

  3. Diego dijo...
  4. Resumiendo: Beethoven era tonto y no sabía preguntar el tipo que aparte de un metrónomo le había construido varias trompetillas "Oye, Manolo, pero esto cómo va?
    Si estos investigadores de verdad fueron al conservatorio, habrán estudiado Fundamentos de Composición, o sea, que aunque no hayan compuesto nunca una pieza grande y compleja, sí habrán tenido que componer una sonatina, un preludio, una fuga pequeñita... y seguro que nunca han tenido que usar el metrónomo para indicar el tempo, porque NADIE lo usa máas que en las clases de instrumento.
    En una entrevista hace décadas a Georg Solti en el programa de Máximo Pradera, el maestro húngaro deslumbraba a los entrevistadores con una chorrada que cualqueir músico desarrolla rápidamente: la "grabación" en la mente del pulso de un segundo. Solti golpeaba una vez por segundo la mesa y los entrevistadores comprobadan "asombrados" con un cornómetro cómo el músico segía casi a la perfección el ritmo del segundero. OBviamente solito no tenía el cronómetr a la vista, lo hacía todo de cabeza.
    Que ahora vengan unos iluminados a decir que Beethoven no sabía medir es como si nos dijesen que no sabía leer o que no sabía tocar el piano.
    Si Beethoven no hubiese sabido usar un metrónomo lo habría tirado por la ventana o estrellado contra la pared -sin exagerar, tal era su carácter cuando se frustraba- y habría usado su reloj, ¿o es que la sordera también le impedía usar el segundero de un reloj para cuantificar el pulso musical como un médico cuantifica el pulso cardiaco?

    Lo dicho, esta hipótesis defiende la idea de que Beethoven era medio subnormal.

    Estoy muy a favor de la investigación musicológica, pero cuando una investigación acaba concluyendo una estupidez, sinceramente las subvenciones deberían ser retiradas y asignadas a proyectos serios.
    Nuestro director más internacional, Pablo Heras-Casado lo ha dicho muy claro: Beethoven sabía muy bien lo que quería. Igual no le interesaba la nitidez, una claridad nota a nota, sino crear un tumulto”. Un compositor, incluso los malos y más aficionados que otra cosa, como yo sabe PERFECTAMENTE cómo quiere que suene su música, otra cosa es que pueda estar de acuerdo con que haya flexibilidad y cada intérprete decida qué tempo quiere seguir; nosotros mismos según el día preferimos nuestras piezas un poco más lentas o rápidas, cvon un carácter o con otro, pero de ahí a decir que Beethoven estaba idiota cuando anotaba la indicación de sus tempi es un disparate como los de aquellos editores de partituras de Bach durante el Clasicismo o el Romanticísmo "corregían" las "faltas" del maestro en la conducción de las voces porque si en la partitura había unas quintas paralelas por supuesto tenía que ser una equivocación, tócate los...

  5. Unknown dijo...
  6. hOLA COMO SIEMPRE GRAN ARTICULO ENHORABUENA Y SIGUE ASI

  7. La esquina de Edgardo dijo...
  8. Excelente!!!!!

  9. Míchel dijo...
  10. Me encantan este tipo de anécdotas, gracias por compartirlas.