Freud y los chow chows

12 marzo 2006


"Según se cuenta, era tal la perspicacia de Jofie que sabía siempre con exactitud cuándo Freud se disponía a dar por acabada una sesión, y un momento antes se levantaba como para acompañar al paciente a la puerta. Además siempre echaba una mano a su amo con la terapia. Si por ejemplo, después de olisquear a un paciente, se apartaba de él y se escondía gruñendo debajo del escritorio de su amo, Freud daba por hecha la primera parte del diagnóstico. "La gente que le cae mal a Jofie no es trigo limpio", decía siempre el profesor". (La Vanguardia)

Gracias Tiri!

2 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Bereni-C dijo...
  2. Siempre he pensado que quien no le gustase a mi perro... no era buena persona. Los animales tienen un sexto sentido y su instinto rara vez les falla.

  3. Milenka dijo...
  4. tambien supongo que es por los chows, yo tengo una chow chow y he notado que solo a cierta gente le gruñe no a todos, con unos dias que los conosca ya no lo hace. eso si debo agregar que mi Takarita tiene su caracter.

    un saludo a la persona del Blog.