El método Voronoff

29 agosto 2006

Steinach en su despacho

A principios de 1934, el poeta William Butler Yeats se siente viejo y acabado. Lleva un año sin escribir y lo achaca a su impotencia sexual. “Mis versos se vuelven fríos y cerebrales – le dice a uno de sus amigos – Todo el deseo y lascivia que hacían surgir mi poesía se diluyen”. Semanas después, el mismo amigo le convence para que realice un viaje y se someta a una sencilla operación que, según él, le hará rejuvenecer visiblemente y le devolverá la potencia sexual.

Yeats, anciano frenéticoEn abril de 1934 el poeta irlandés William Butler Yeats , flamante Premio Nobel de Literatura, es operado de los testículos en un oscuro quirófano de Londres. Milagrosamente, en septiembre de ese mismo año, Yeats se siente de nuevo como un toro y entra en la etapa más creativa de su vida. “Concédeme el frenesí de un anciano” – escribe Yeats a sus 69 años. De pronto el sexo se ha convertido para él en una obsesión y se siente con fuerzas para emprender una relación con la actriz Margot Ruddock, cuarenta años más joven.

Experimentos hormonales de la épocaOtro premio Nobel, el noruego Knut Hamsun, y el mismísimo Sigmund Freud, se someten en esos meses a la misma operación en el más absoluto de los secretos. Se trata de la “operación Steinach”, ideada por el afamado médico vienés del mismo nombre y consistente en cerrar los conductos del esperma para aumentar la producción de hormonas sexuales masculinas y reconducirlas hacia el flujo sanguíneo. Una especie de vasectomía, que invierte, “teóricamente”, el proceso natural de envejecimiento. “El corazón se hace más fuerte, la musculatura se refuerza – explica Steinach– El andar es firme y erguido, el sueño se restaura”.

El método Voronoff No muy lejos de allí, en Francia, el conocido profesor Voronoff se dedica desde hace unos años a transplantar testículos de mono a sus pacientes. Gracias a su campaña publicitaria, la operación de “rejuvenecimiento” se hace tan popular que hacia 1930 son miles los caballeros de todo el mundo que se pasean con los testículos de un primate entre las piernas. La demanda de gónadas es tal, que Serge Voronoff planea construir un gran parque con chimpancés y babuinos para mantener el suministro.

Los cojones de VoronoffDurante la operación, el profesor Voronoff coloca paralelamente al paciente y al mono en sendas mesas de operación. Después de aplicar una anestesia local al hombre, Voronoff extrae las glándulas del mono y las corta en seis finas lonchas que injerta en los testículos del paciente. En pocas semanas, los tejidos del mono son reabsorbidos y las hormonas empiezan a fluir. “La tensión baja, la vista se hace más aguda, el pelo crece”.

Sujeto experimentalEn algunas de sus charlas, Voronoff asegura haber aprendido la importancia de los testículos en la salud del hombre gracias a la observación de los eunucos en Egipto. Según él, al observarlos detenidamente había comprobado que la extirpación de los testículos producía en ellos un decaimiento físico comparable a la vejez, y aquello le llevó a pensar que el implante de testículos podría ser un tratamiento adecuado contra el envejecimiento.

En Londres, Voronoff realiza exhibiciones mostrando fotografías de sus pacientes antes y después de las operaciones. Hombres de de 75 a 80 años, en avanzado estado de decrepitud, que de pronto se convierten en saludables tipos que practican deporte y montan a caballo.

En esos meses, el dramaturgo Anatole France – también premio Nobel – se pone en manos de Voronoff. Cuando se presenta tiene 61 años y un aspecto lamentable. Voronoff injerta a Anatole France los testículos de un enorme mono cinocéfalo, divididos en 8 partes alrededor de los testículos del escritor. A los 23 días – según Voronoff – Anatole France le relata su primera erección tras 10 años de impotencia.

Más: 1, 2, 3, 4 y 5

29 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Deyector dijo...
  2. "¡Y un cojón de mico!"
    Quien iba a decir que fuera ése els ecreto de la virilidad en la senctud...

  3. Ender Muab'Dib dijo...
  4. Menudas historias! Has vuelto fuerte después de las vacaciones, eh aberron? Ni que te hubieran implantado testículos de mono... xD

    Tengo que destacar el siguiente párrafo por encima de todos los demás, me ha dejado flipando. ¿Es cierto todo eso? Jajaja, sencillamente impresionante:
    No muy lejos de allí, en Francia, el conocido profesor Voronoff se dedica desde hace unos años a transplantar testículos de mono a sus pacientes. Gracias a su campaña publicitaria, la operación de “rejuvenecimiento” se hace tan popular que hacia 1930 son miles los caballeros de todo el mundo que se pasean con los testículos de un primate entre las piernas. La demanda de gónadas es tal, que Serge Voronoff planea construir un gran parque con chimpancés y babuinos para mantener el suministro.

  5. aberron dijo...
  6. Jajaja! También es mi favorito ;-)

  7. pez dijo...
  8. Oye valen los de perro.

    Ya que me imagino que de gato como que no.

  9. texticulo dijo...
  10. Hay ciertas imprecisiones debido a deformaciones literarias que hice de los hechos históricos - y que tu complestaste con información de enciclopedia pero eso ya lo sabes-.
    En todo caso, un gusto que el tema continúe siendo de interés.

    oscar

  11. aberron dijo...
  12. Hola oscar,

    En realidad sucedió al revés; ya tenía muchos datos cuando encontré tu genial entrada, pero es igual. De hecho, llegué hasta Voronoff siguiendo el hilo de la historia de Hamsun, Steinach y las operaciones que hacía otro tipo en EEUU pero con testículos de cabra. En cualquier caso, no me duelen prendas en reconocer que entresaqué algunos de los datos más interesantes de tu historia, como el de Anatole France, que todavía no he podido contrastar. Por cierto ¿de dónde lo sacaste?. En cualquier caso, enhorabuena por tu post y por tu blog que, como habrás visto, ya consta en mi barra de enlaces favoritos.

    un saludo

  13. Faloscinaciones dijo...
  14. En mi caso - no sé si al revés o no - llegué por medio del Síndrome de Benjamin (creo que tengo algo como Hermafrodita y Benjamina , en el blog al respecto)

    Harry Benjamin, cita a Steinach en una entrevista y hace mención del film, que como ya sabemos gran exito no tuvo.En todo caso es una historia, como diría, Emilia la muñeca filosofa:
    F A L O S C I N A N T E.

    (sobre Anatole France te dejo el enlace luego, si es que no fue invención mía... )

    saludos y te exhibimos desde el otro lado.
    oscar,
    chile

    fe en las ratas: (hace tiempo deseaba escribrir sobre "the anatomy of disgust" pero veo que te me adelantaste. Veremos que otra dimensión del asco encontramos)

  15. Quiosquero dijo...
  16. Al fin tengo la solución a mis problemas: necesito un trasplante a la italiana. Te adjunto una coplilla de la chirigotas de Cádiz que hace referencia al tema.

    Como los trasplantes
    se han puesto de moda
    mi suegra romana
    a su marido
    le ha dicho ya:
    A ver si procuras
    por todos los medios
    que tenga remedio
    lo que agota
    con cierta edad.
    Lo llevó a Alemania,
    lo llevó a Suiza,
    por ver si podía
    sus males curar.
    Y el doctor le ha dicho
    la mar de galante:
    Se le hará un trasplante
    cuando se cape
    a un orangután.

  17. aberron dijo...
  18. Ole!!

  19. xenmate dijo...
  20. El amigo Voronoff se puede meter su metodo por donde le quepa. Mis huevos no se tocan.

    Muy interesante esto del Voronoff... Como te enteraste del tema aberron?

  21. aberron dijo...
  22. Hola xenmate! Ya había escrito sobre la operación de Steinach a Knut Hansum, y me puse a investigar sobre los extraños experimentos con hormonas que se hicieron a principios de siglo. Ésta es solo la primera entrega, porque el tema promete. Se cometieron auténticas barbaridades en aquellos años, sobre todo durante los supuestos intentos de estudiar o "curar" la homosexualidad. Por cierto, que Voronoff, llegó a implantar óvulos humanos en una mona, y trató de engendrar una nueva especie, pero esa es otra historia!

    saludos!

  23. dude dijo...
  24. Increible, supongo que cuando nos hacemos viejos nos agarramos a lo que sea, porque entrar en un quirofano para que te pongas huevos de mono... Si por lo menos fuesen de Gorila..

    Una pregunta, Aberron, ¿se sabe cual era la tasa de exito de las operaciones? me asonbra que alguna pudiese salir bien teniendo en cuenta el metodo la época y que, por ejemplo, el Rh se descubrió por los años 40.

    De cualquier modo voy a ir a la carnicería a comprarme unas criadillas.

  25. Tanttaka dijo...
  26. A mi también me interesa conocer el porcetaje de éxito.
    Teniendo en cuenta el rechazo del tejido de mono esos trasplantados podian terminar con unos (perdón por la expresión) huevos como camiones. Por otro lado la producción de hormonas sexuales viene estimulada por la hipófisis y el hipotálamo en el cerebro, por lo que no se muy bien hasta que punto esto puede ser verdad.

    PD: acabo de descubrir tu blog y llevo más de 1 hora enganchada a las historias. Enhorabuena!!

  27. Anónimo dijo...
  28. El método Voronoff está actualmente considerado como un fraude en la historia de la ciencia.

    El señor Voronoff manipulaba los datos de sus "logros", llegando incluso a ocultar casos en los que se produjo rechazo quirúrgico. Los datos se examinaron y se descubrió que los logros no superaban estadísticamente a los de un simple placebo. Respecto a las fotos, solían estar trucadas hábilmente. En el ANTES, el paciente solía ser retratado sin peinar, con luz mala etc... En el DESPUES, se le peinaba y se mejoraba la luz. Se sabe de casos en que se maquilló al paciente para disimular aún más.

    Puedes encontrar informaciçon en un libro muy interesante. Creo que se titula GRANDES FRAUDES Y ENGAÑOS DE LA CIENCIA, en la Editorial Drakontos.

  29. Santiago dijo...
  30. A la Mierda!!!

    ponerse bolas de mono para rejuvencer..la puta madre....


    ai que estar locos ee...pero si funciona cuando sea viejito lo pruebo ;)

  31. Anónimo dijo...
  32. Me parece que los humanos somos los predadores más indeseables de esta tierra. ¿Y qué pasaba con el mono, los cientos de monos utilizados para que los ricos burgueses tuvieran otra vez pitos asequibles !qué asco!

  33. Anónimo dijo...
  34. ¿Y qué pasaba con los cientos de monos troceados? todo para que algunos ricos burgueses dela época, intelectuales o no, me da igual, se dedicaran a tener falos más activos.Está claro que predadores coo los machos humanos no hay en esta tierra. !qué asco! podían haberse ejercitado haciendo eso, ejercicio, o sea, poner la fuerza de voluntad, no el dinero

  35. Anónimo dijo...
  36. hola a todos en el blog!
    bueno, en esto tengo mi opinion formada y creo que lo que indica al proncipio del artículo es la clave.
    No eliminacion del esperma.
    hay metodos naturales para esto, que dependen de la fuerza de voluntad, y esto es conocido desde la antiguedad. No alcanza con eso, esa terrible energía que no se derrama, debe ser aprovechada con fines nobles

  37. Blogmaster dijo...
  38. Seguramente, en los casos en los que no se presentara un comprensible rechazo de los tejidos, quizas se incrementara temporalmente el aporte de testosterona, lo que produciria un aumento de la musculatura, crecimiento de bello, actividad sexual........ etc

  39. David dijo...
  40. ¿Y cuándo trasplantaban los testículos del mono a la persona no había problemas de rechazo? Vamos, teniendo en cuenta que los primeros trasplantes de órganos con éxito fueron a mediados del siglo XX (sobre el 1953, más o menos). Y no digo ya de animales a personas.

  41. Funes dijo...
  42. ¿Y qué pasaba con el mono, los cientos de monos utilizados para que los ricos burgueses tuvieran otra vez pitos asequibles !qué asco!

    "Para que los ricos burgueses..."

    ¡Será #@¿@# el anónimono éste!

    Dejémoslo en "para que los hombres..."

    ¿O es que si lo financiara el Estado y los "pitos sequibles" fueran de obreros no sería igualmente asqueroso?

  43. Funes dijo...
  44. Suponiendo que sea asqueroso... No es malo transplantar unhígado de cerdo a una persona que lo necesita; ¿por qué va a serlo(*) transplantar testículos?


    *: Si de verdad diera resultado, claro

  45. Anónimo dijo...
  46. Por esa epoca las ideas y experimentos para recuperar la salud en los ancianos eran un tanto peculiares, y si no mirad este otro metodo que encontre:
    http://blog.modernmechanix.com/2007/12/31/old-age-rejuvenator-centrifuge/
    Al menos no era necesario pasar por el quirofano

  47. perensejo dijo...
  48. No hay luna, solo un corazon doliente.

    YEATS

  49. denke dijo...
  50. Comparado con esto, los del "enlarge your penis" son unos principantes!

  51. Tere Marin dijo...
  52. Tu blog es muy interesante y ameno.
    Aunque te sugiero que al hacer un artículo de este calibre pongas la contracara porque se anima a poner en peligro especies animales por creer semejante estafa pseudocientífica.
    Ya sea para estafas de este tipo ,o simplemente por avaricia se aniquilaban y aniquilan el tigre , o el tiburón ,o la ballena cazada hasta casi la extinción por su carne, su aceite o el ambar gris para los perfumes.
    Y así muchas especies más.
    Aquí:
    www.acta.es/articulos_mf/29055.pdf
    con el http delante podrás leer impostores de la ciencia , entre ellos el tal Voronoff.
    Un afectuoso saludo.
    Tere Marin

  53. Anónimo dijo...
  54. pero que mariconada es esa de capar al mono para ponerle los cojones a otro "mono", jezus maria i jose !!!!!

  55. Voronoff dijo...
  56. Salud!!
    thanks for this great site, sorry for my english. serge voronoff was my great-grandfather's brother. i have made a website in honor of my family and the strange legacy. please visit www.voronoff.wordpress.com

  57. Anónimo dijo...
  58. A los monos que les den por saco! No has visto en el planeta de los simios què harian ellos con los humanos si pudieran? jjejejeeje