La suerte de Yakov

19 enero 2007

En el año 1943, las autoridades del campo de concentración de Sachsenhausen recibieron un inesperado chivatazo: entre sus presos, y bajo una identidad secreta, se encontraba el hijo del mismísimo Josef Stalin. Los jerarcas nazis no daban crédito a la noticia: Yakov Dzhugashvili, capturado dos años antes en la batalla de Smolensko, había conseguido mantener oculta su identidad durante todo aquel tiempo, sin que ninguno de los internos le delatara. (Seguir leyendo)

Después de meses tratando de pasar desapercibido, aquel año de 1943 la suerte de Yakov cambiaría. Alguien – tal vez algún compañero molesto con su comportamiento – dio el soplo a las autoridades alemanas, que decidieron entonces hacer todo lo posible por quebrar su voluntad y convertirle a la causa nazi, lo que habría sido todo un golpe para la moral soviética. Sin embargo, Yakov se mantuvo firme y obligó a los nazis a cambiar de estrategia.

El general Von PaulusMeses después, el alto mando alemán, afectado por la catástrofe de Stalingrado, sugirió que Yakov fuera intercambiado a través de la Cruz Roja por el Mariscal de Campo Friedrich von Paulus. Dicen que la respuesta de Stalin dejó frío al mismísimo Hitler: "Yo no tengo ningún hijo llamado Yakov".


Otras versiones de la misma historia aseguran que Stalin dijo también que no se canjeaban soldados por mariscales de campo. En cualquier caso, Stalin no parecía tener un alto de concepto de su propio hijo y pensaba que se había entregado a las fuerzas alemanas. A ello se sumaba el hecho de que Stalin había anunciado duras medidas contra todos aquellos que fueran capturados, e incluso decretó que se arrestara a sus familias. En este caso, el dirigente soviético hizo una excepción y no se arrestó a sí mismo, sino que envió a prisión a la mujer de Yakov.

Pocas semanas después, el 15 de Abril 1943, Yakov Stalin cayó abatido por los disparos de los guardas del campo de Sachsenhausen. Se dijo que había tratado de escapar, aunque recientes investigaciones aseguran que se trató de un suicidio, ya que Yakov se arrojó voluntariamente sobre las vallas electrificadas de la prisión. En la versión de Milan Kundera, Yakov, que compartía su alojamiento con oficiales británicos, no pudo soportar sus críticas porque dejaba el retrete sucio y dejó su cuerpo entre las alambradas por puro orgullo. Así pues, tal y como afirma el autor de “La insoportable levedad del ser", "el hijo de Stalin dio su vida por la mierda”.

Curiosamente, el general Von Paulus, al que Stalin no quiso canjear, sí se convirtió a la causa soviética y fue utilizado durante años como elemento propagandista por el régimen de Moscú.

Más: 1, 2, 3, 4 y 5

30 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Ad dijo...
  2. !!!
    Pero no era cría cuervos y te sacarán los ojos? ...
    ...la excepción?
    eso es amor...

  3. Aloriel dijo...
  4. Interesante entrada, estuve en el campo y oí los relatos de la audio guía, pero no recuerdo nada de Yakov.

    Para los que quieran saber un poco más sobre el campo:
    campo de concentración de Sachsenhausen (en la wikipedia),
    fotos del campo y vista aérea (en flickr).

    Un saludo.

  5. aberron dijo...
  6. Jajaja, eso es porque los guías no leen Fogonazos. Gracias por los links aloriel!

  7. Angel dijo...
  8. kundera y la insoportable levedad del ser :)

  9. MacCano dijo...
  10. De verdad, ¿alguien ha conseguido leerse ese libro?, puf, yo no pude pasar de la pagina 20....

    ...creo que voy a tratar de leermelo de nuevo, tal vez con el tiempo...

  11. KUTXI dijo...
  12. Muy interesante, no conocía esta historia. Bueno, leyendo Fogonazos eso me suele pasar a menudo, jeje.

    Stalin era un loco tan grande como Hitler. En Archipiélago Gulag se cuenta cómo se acusaba de espías a todos aquellos que volvían del extranjero, incluso a quienes volvían del frente. Hasta se cuenta un caso particular de un tipo que emigró al Canadá en la época zarista y al llegar el comunismo quiso volver a Rusia aportando un tractor y todos sus bienes a la causa: fue condenado acusado de espionaje, alucinante. Aunque éste no sé si fue cosa de Stalin o anterior.

  13. pez dijo...
  14. En cierta medida Stalin muestra una coherencia al no aceptar las condiciones de los alemanes, pero su hijo tampoco estaba muy asentado mira que suicidarse por un cabreo.

  15. PiKoLo dijo...
  16. Me encanta este blog y no entiendo como lleva tan pocos votos en el concurso de 20minutos...
    Aberron, pon una noticia informando de tu participación que el botón de vótame apenas se ve!!

  17. filmín dijo...
  18. Er abuelillo Visió me dijo que le encantaba este blog ... pa'l bazar que va!

    Mu' bueno, Aberron

  19. MM de planetamurciano.tk dijo...
  20. Si Staling no era Satanás, se parecía bastante. Menudo cerdo.

  21. Lem dijo...
  22. Perdona, aberron, por ser quisquilloso; esto es del artículo de la Wikipedia sobre Paulus:

    Paulus también era conocido como "von Paulus". Este "von" en su nombre no es auténtico, sino una confusión.

    Me encanta tu blog.

  23. Anónimo dijo...
  24. muy buena pagina , paulus fue un heroe. mato mas gente stalin ke hitler.

  25. Bitacorero dijo...
  26. Muy buena. Conocía la historia y también escuché algo de que mandó asesinar a su mujer. O quizá era al revés por dejar morir a su hijo?

  27. Witilongi dijo...
  28. Vaya historia me he quedado frío. No tenía ni idea de esto.

  29. Avellaneda dijo...
  30. Muy buen post, enhorabuena por tu capacidad de contar y relatar todas estas historias que, al menos a mi, me suelen dejar boquiabierta.
    En este caso conocí la historia de Yacob por Kundera, su suicidio por orgullo, pero no conocía todo lo que has contado.
    Maccano, si, lo reconozco. He leído "La insoportable levedad del ser", es más, es uno de mis preferidos! Si no te molesta, te recomiendo que lo vuelvas a leer y si puedes y te interesa, también "El libro de los amores ridículos".

  31. propagandhi dijo...
  32. Claro, claro, lo hace Stalin y es un cerdo, lo hace el general Moscardó y es un héroe. Lo hace Guzmán el Bueno y todavía lo enseñamos en las escuelas.

    Las cosas seguirán parecidas mientras consideremos héroes a gente despreciable.

  33. La Otra Chilanga dijo...
  34. Ésta ha sido una madrugada llena de emociones. No me había tomado el tiempo de pasearme virtualmente por los blogs que concursan en lo de 20minutos en la categoría de Ciencia y medio ambiente y me estoy dando un verdadero agazajo. Prometo (y no es amenaza) continuar viniendo; al principio seré más un observador (eso sí, sabrán que ando por aquí por lo menos con un saludo).
    En fin, pasan de las tres de la mañana en la Ciudad de México y el sueño me tiene prácticamente abatido; pero no quiero despedirme sin decir que desde ahora pueden contar con mi voto diario.
    Por mi parte, las puertas virtuales de La Otra Chilanga están abiertas para todos ustedes (en realidad para todxs, pero ustedes están especialmente invitadxs). Hasta mañana.

  35. Ibon Perez dijo...
  36. no me extraña. en el caso de que se suicidase seria 1) porque le obligaron los soldados Nazi a tirarse a las vallas o por librarse de estos...pues igualmente iba a morir.

    felicidades por tu blog. saludos

  37. Anónimo dijo...
  38. Te aseguro que es el único blog de esta noche donde he conseguido leer una entrada completa.
    Muy interesante.
    http://elprinciperana.blogia.com

  39. Yakov Sverdlov dijo...
  40. El hecho de no haber cambiado a su propio hijo por un alto mando alemán como von Paulus no solo habla bien de Stalin, sino que ese insuperable orgullo lo convierte en un líder nato. ¿Qué hubiera pensado el pueblo soviético si Stalin recuperaba a su hijo cuando en el frente los soldados eran fusilados si volvían sobre sus pasos?

  41. Yotubert dijo...
  42. Muy inteligente eso de comparar a Guzman el Bueno (su causa, su contexto sociopolitico...) con Stalin, sisis... (ironia)U¬¬

  43. Ángel dijo...
  44. Muy buen texto, yo también estuve en Sachsenhausen el pasado mes de septiembre. Por lo que recuerdo, era un campo de concentración más bien para presos políticos y homosexuales, aunque también metieron a bastantes presos soviéticos, a los que fusilaban y posteriormente quemaban (aunque esto ya fue en la parte final de la guerra).

    Entre las cosas que hacían con ellos, les obligaban a correr durante horas en un campo con diferentes tipos de suelo para probar botas.

    También hubo presos españoles. El más conocido, Largo Caballero, presidente de la segunda república durante la Guerra Civil. Sobrevivió al campo, aunque murió en 1946.

    Luego los propios soviéticos "reciclaron" el campo para menesteres suyos, aunque sin condenar a muerte, más en plan cárcel.

    Aquí hago algo de spam mío, ya que lo ponen los demás, ¿por qué yo no?:
    http://angellenalemania.blogspot.com/2006/10/sachsenhausen.html
    http://angellenalemania.blogspot.com/2006/10/sachsenhausen-ii.html

    Y por último, más fotos del campo:
    http://flickr.com/photos/zempt/sets/72157594408788844/

    Un saludo, muy buen blog. Lo he conocido por las fotos de los circuitos abandonados.

  45. aberron dijo...
  46. Jajaja! Gracias a todos por los comentarios, la verdad es que aportáis muchos datos interesantes.

    Sobre el concurso 20minutos:

    Que otros se conformen con premios de segunda fila, yo aspiro directamente a por el Nobel, jajaja ;-)

    Hablando en serio, no hago campaña porque un año más está habiendo demasiadas trampas y eso no me gusta. Agradezco muchísimo los votos que muchos bloggers me dan cada día sin pedirlo, me conformo con que os gusten mis historias.

    saludos!

  47. Fliege Cojonera dijo...
  48. La muerte del hijo de Stalin no se debió a una causa tan absurda como la limpieza, como pretende Kundera (y la broma de origen inglés es muy racista: los eslavos serían muy brutos y poco civilizados) sino a la vergüenza por las matanzas de la NKVD en los teritorios que ocupaban los alemanes. Un gran hsitoriador, John Eriksson, que ha escrito la mejor historia de la guerra entre la Alemania nazi y la URSS, develó las características de su muerte, un suicidio, en el año 2001. Noticia en el diario británico "Telegraph":

    http://www.telegraph.co.uk/news/main.jhtml?xml=/news/2000/07/30/wsta30.xml

  49. aberron dijo...
  50. Hola, fliege: En concreto, según esta teoría, el hijo de Stalin se habría suicidado tras tener conocimiento de la masacre del bosque de Katyn. Conocía el dato, pero me parece la teoría más inverosímil y no quería liar más a los lectores. Gracias por tu apunte, en cualquier caso. Saludos.

  51. Peter dijo...
  52. aberron, perdonda que sea un poco quisquilloso, pero es que me molesta un montón cuando la gente escribe "Josef Stalin".

    Su nombre se trasncribe en castellano como Iosif (del ruso Иосиф). Lo de escribir Josef debe venir de los americanos, que adaptaron el nombre ruso al inglés "Joseph", pero es incorrecto usarlo. Es como si escribiésemos Jorge Bush o Juan Wayne... ;).

    Vuelvo a pedir perdón por dejar un comentario así, pero lo hago por una buena causa ;). Sigue así con el blog, que es una pasada.

  53. francisco hernandez dijo...
  54. Sebastian Novaira,eres un ignorante si tratas de ensalzar la figura de Stalin.No seas ciego alo que sucedio en los Gulags,supera (incluso) el horror nazi...parece increible,imposible,verdad?..pues asi es..y lo peor,lo hacia con sus compatriotas mas fieles a la causa...

  55. yukiguni dijo...
  56. Información complementaria: al parecer, Jozef Stalin era impotente y eran sus guardias y camaradas quienes acababan sus trabajos eróticos.

  57. Ruben dijo...
  58. Bueno Peter, (dos ó tres comentarios más arriba), ya puestos a aclarar podías poner que el nombre correcto sería Иосиф Виссарионович Джугашвили /Iosif Vissarionovich Dschugaschvili, apodado Stalin (= "el de acero"), en su defecto იოსებ ბესარიონის ძე ჯუღაშვილი / Ioseb Bessarionidse Dzughashvili en su idioma "natal", georgiano.

    En cualquier caso, la historia ya la conocía. Y según Zhukov, pese a la postura "oficial" de Stalin el asunto le pesaba de alguna manera, acorde a comentarios en conversaciones privadas entre ambos en la STAVKA.

  59. Anónimo dijo...
  60. Yo acabo de volver de Berlín, estuve en el campo de concentración y el guía sí que nos contó lo de Yakov, pero acerca de su muerte no.