Cómo cruzar el océano en el interior de una ballena

27 noviembre 2008


El tipo que véis en las imágenes se llama Tom McLean y es bastante conocido en Escocia por sus ideas descabelladas. En 1990, por ejemplo, cruzó el océano Atlántico a bordo de una barca en forma de botella diseñada por él mismo y unos años después, en 1996, construyó una embarcación con la forma y el tamaño de una ballena con la intención de repetir la hazaña. (Seguir leyendo)


La barca, que se llama “Moby”, mide 20 metros de largo por 8 de ancho y pesa 60 toneladas. Como no ha conseguido un patrocinador para su viaje, “Moby” ha quedado convertida en una embarcación de recreo para turistas, aunque ya ha recorrido varios miles de kilómetros alrededor de las islas británicas.


La ballena de McLean se mueve gracias a dos potentes motores y posee varios compartimentos interiores que permiten navegar con cierta comodidad. Por un módico precio, uno la puede alquilar y sentirse por una vez como Jonás en la tripa del monstruo. Vía: Uniquedaily

Si te ha gustado, menéalo

8 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Albero dijo...
  2. Si escoge Japón y alrededores para hacer la travesía, Moby no se libra de unos buenos arponazos.

  3. el escríba dijo...
  4. El diseño animal,el mas sabio que copiar para una nave. buenaventura a todos!!

  5. Vizarro Man dijo...
  6. que cosas mientras unos colonizan el espacio, otros buscan adaptarse al oceano, interesante, saludosss!

  7. Luismi dijo...
  8. y nadie quiere patrocinarle??

    el mundo está loco...

  9. Tony dijo...
  10. Estamos en tiempos de crisis como para conseguir financiación para estas jaimitadas.

  11. matutino dijo...
  12. Albero, dudo que en Japón le dieran caza por equivocación, porque con el friquismo medio de los japoneses se conocería su existencia en todo Japón al instante jaja ;)

  13. JuanR Cuchhi dijo...
  14. Albero dice bien!jajajaja...

  15. José Ignacio dijo...
  16. Recuerdo un personaje bíblico Jonás que fue salvado de ser ahogado por una ballena, que lo transportó a la vida.
    Personajes como Tom McLean que con su tesón proyectan descabelladas situaciones o aventuras son de admirar y más si no tienen patrocinador.
    Hasta pronto