La Estación Espacial Internacional, a los ojos de un niño

26 noviembre 2008

El pasado mes de septiembre, la Agencia Espacial Europea invitó a todos los niños europeos con edades comprendidas entre 6 y 12 años a enviar un dibujo sobre la Estación Espacial Internacional y participar en un concurso. Unas semanas después, la agencia ha hecho públicos los nombres de los tres ganadores (Alexandra, Bruno e Iman), cuyos dibujos podrán verse en las camisetas que el astronauta belga Frank De Winne lucirá en febrero de 2009 a bordo de lSS.

Aunque los dibujos de los tres ganadores están muy bien, resulta aún más interesante echar un vistazo a la muestra de los más de 2.000 trabajos que los niños de toda la UE han presentado. Entre ellos hay astronutas, naves espaciales y hasta gatos que flotan en el espacio. Maravilloso.

Fotogalería: Lleva tu dibujo a la Estación Espacial Internacional (ADN.es)

8 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Guillermo dijo...
  2. Fantástico blog, enhorabuena! Te he descubierto por medio de la web de 20 minutos. Te visitaré siempre que pueda. Un saludo desde Canarias

  3. aberron dijo...
  4. Gracias, Guillermo :-)

  5. JuanR Cuchhi dijo...
  6. a ojos de un Niño todo tiene una nueva perspectiva...deberíamos sorprendernos cada día como ellos, este blog s.Aberron es una buena terapia.
    gracias.

  7. VIVIENDA INDIGNA dijo...
  8. Los niños deberían gobernar el mundo.

  9. Vizarro Man dijo...
  10. la verdad hay que reconocer que se puede aprender mucho de la imaginacion de un niño, me gustan las fotos, saludoss!!

  11. Clamoxil dijo...
  12. Es una pasada¡¡
    Me pregunto si habrán promovido un poco esto en los colegios de España...

  13. Luismi dijo...
  14. benditos niños

    solo ellos ven el mundo como deberia ser en realidad

  15. José Ignacio dijo...
  16. En la imaginación de una mente ingenua el espacio se puede llenar de casi todo.
    El problemilla es que con los años perdemos la ingenuidad y nos dedicamos a repartir parcelas.
    Hacen falta más concursos de este tipo.
    Hasta pronto