El desayuno del rotífero

16 enero 2009


Pequeño, silencioso, eficaz. Un rotífero filtra el agua y absorbe los nutrientes a su alrededor. Añadido a mi colección de maravillas microscópicas

14 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Una De GaToS dijo...
  2. el video es relajantisimo jejeje es como un documental de la 2 a mediodia ;D

  3. matutino dijo...
  4. aajajaja, si, casi lo mismo.. a mi me da bastante mal rollo el bicho... la verdad que la mayoría de los seres microscópicos dan un poco de miedo vistos de cerca.. y este con esos "tentaculillos" que no dejan de moverse y eso que tiene dentro que parece que bombea lo que traga hacia la barriga no lo es menos..

    Un saludo!

  5. Kiwi-HeffeQue dijo...
  6. Y pensar que cuando bebemos agua lleva miles de bichitos de estos (sí... el agua embotellada también los tiene, en mucha menor medida que el agua sin limpiar, pero los tiene).

  7. Lord Vyzarro dijo...
  8. dios!! es la aspiradora mas asesina que he vistoo!!!, estuvo genial, e hipnotico debo decirlo, esos tentaculoosssss que no dejan de moverseee!!!, muy buena nota, saludosss!!!

  9. AsVHEn dijo...
  10. Ese bicho salía en el Xenon 2...

  11. Bernardo dijo...
  12. ¡¡Corre, bolita, corre!! Huye mientras puedas.

    Parece una tuneladora...

  13. f.. dijo...
  14. Cómo me gusta ver a estos bichejos en acción.

  15. Javier Martinez Blanco dijo...
  16. Siniestramente bello...

  17. Tony dijo...
  18. Muy bueno ...

  19. Luismi dijo...
  20. me he acordado al momento de los primeros minutos jugando al Spore ^^

    el universo, es o no es una maravilla? ^^

  21. Anónimo dijo...
  22. Jo, todo el rato esperando a ver si se comía la bolita temblona y al final va y se hace caca...

  23. Anónimo dijo...
  24. Hola

  25. Itha dijo...
  26. Pues sí el vídeo está genial!
    El Universo microscópico es más interesante de lo q pensamos la mayoría y puedes encontrar imágenes impactantes.

  27. Viajero del Tiempo dijo...
  28. Lo que no vemos y, sin embargo, existe. No deja de sorprenderme lo que se cuece allí donde nuestra vista no alcanza. No solo por que existan esos "bichos", sino por que resultan ser de formas sorprendentes, "raras".
    Me despido con una breve reflexión: la vida está ahí, siempre, aunque no la veamos, aunque no la sintamos. Viviente o latente, la vida siempre está presente.