El show de los caballos suicidas

11 octubre 2009

Durante muchos años fue el espectáculo estrella en el Steel Pier de Atlantic City. El caballo y su jinete subían a un trampolín de hasta 20 metros y se arrojaban en picado al agua desde las alturas. El resultado era una zambullida espectacular que a veces acababa con graves lesiones.


El creador de la atracción fue el empresario William "Doc" Carver que empezó a explotar la idea hacia 1880 y puso a saltar a sus propias hijas y a su nuera. Esta última, una joven llamada Sonora Webster, cayó con los ojos abiertos y se quedó ciega de por vida, a pesar de lo cual siguió saltando desde el trampolín durante otros diez años. La historia inspiró la película Wild Hearts Can’t Be Broken.


El asunto es tan loco que uno no acaba de creérselo hasta que no ve las imágenes en movimiento, así que os invito a pinchar en este vídeo, que he colocado expresamente para que veáis la secuencia. (También podéis ver este otro desde menos altura). Los caballos saltarines estuvieron tirándose del trampolín hasta los años 70, cuando las protectoras de animales presionaron para que se prohibiera.

Actualización 30-7-12: La gente de Pathè ha publicadoe ste vídeo en el que se ve perfectamente en qué consistía el show:


La historia ya la había publicado El baúl de Josete. Podéis leer más información en su entrada: Atlantic City, el patio de juegos de América. [Vía: Cynical-C]

18 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Philip J. Fry dijo...
  2. No os olvidéis del gran Furioso D, que empezó así y acabó ganando el Derby de Springfield.

  3. mochuELIn dijo...
  4. Me parece increíble, que las personas (no éramos seres racionales?) sometan a este estrés a los caballos y ellas mismas se jueguen la vida junto con los alazanes... Me ha impresionado.

  5. Anónimo dijo...
  6. He leído el artículo de "El baúl de Josete" y me parece haber leído que no fue la chica (como tú dices) la que perdió la vista en el salto, sino el caballo. Pero ojo! Sólo es una humilde opinión de un humilde lector recién levantado, que puede que esté equivocado (o no...).

  7. Amio Cajander dijo...
  8. que grandes Josete y su baúl

  9. Blas Brains dijo...
  10. Quedó ciega la joven o el caballo?, porque los dos artículos se contradicen.
    De todas formas increible historia.

  11. Lord Vyzarro dijo...
  12. quee!!!, tantos años y nadie interveniaaaaaa!????, changos que feo!!!, dejo saludoss!!

  13. aberron dijo...
  14. Anónimo, Blas Brains: Creo que a Josete se le pasó en su momento. La que quedó ciega fue la chica. Saludos :-)

  15. Josete dijo...
  16. En efecto la confusión es mía ya veo menos que clavijo,rectificado.
    Saludos.

  17. Soledad dijo...
  18. No puedo creerlo!!!
    jamás escuché algo parecido!!!
    Qué horrible!!!

  19. GusX dijo...
  20. Desde luego es deplorable y aborrecible, pero recordaros que en España no hemos sido menos animales (nunca mejor dicho) tirando cabras, gallinas y creo que casi cualquier tipo de animal de granja de los campanarios de nuestros pueblos, y se veía bien. Y hace 2000 años a la gente le gustaba ver como unos leones se merendaban a unos desgraciados cristianos, etc...

    Este tipo de espectáculos dan morbo, y si hay gente que paga por verlos, siempre habrá algún sitio donde se sigan viendo.

  21. Pablo dijo...
  22. Ay que ver las vueltas que da la cabeza... ¿Cómo puede ser que estas cosas den más morbo que pena?

  23. Anónimo dijo...
  24. GusX y sin olvidar lo que hacemos con los toros...

  25. Javier dijo...
  26. Siempre ha habido miserables... y los habrá.
    Y gente dispuesto a reír y pagar por ver animales sufrir, a las personas no las menciono porque estaban por su propia voluntad.

  27. Martín dijo...
  28. Clamo al cielo por un error gramatical que empieza a colarse en todo tipo de medios, y que no esperaba encontrar aquí: es incorrecto decir "uno no acaba de creérselo hasta que ****no**** ve las imágenes"; lo correcto es "uno no acaba de creérselo hasta que ve las imágenes". También vale "uno no acaba de creérselo mientras no ve las imágenes". En cualquier caso, enhorabuena por el blog.

  29. aberron dijo...
  30. Gracias, Martín. Llevas toda la razón. Corregido :-)

  31. Anónimo dijo...
  32. Y HASTA CUANDO.........

    Seguiran permitiendo las corridas de toros???????????

  33. t3rm1nus dijo...
  34. Lo del caballo no es nada en comparación a lo que se hacía con los toros en el Madrid de la época de alatriste.

    Los marqueses, condes y demás ¿nobleza? compraban los toros y los toreaban en la plaza mayor hasta que o se aburrían o estaban completamente exhaustos, después de eso, permitían al populacho matarlos a navajazos, debía ser una estampa muy educativa para los niños de aquel entonces, cientos de personas cosiendo a navajazos a un animal.

  35. Anónimo dijo...
  36. Los caballos aun siguen sufriendo en la tauromaquia, no solo los toros. Dado que los caballos que se usan para distraer la atención del toro, son víctimas de los golpes y estacamiento de los toros y son cubiertos con telas largas para que no se vean. Por eso, esto siempre son caballos viejos o enfermos, sin mucho valor economico.