Las 33 rutas que pueden "destrozar" África

26 noviembre 2015

Rutasafrica

n los próximos años se construirán al menos 33 autopistas, vías y corredores de comunicación en el África subsahariana destinados a incrementar la producción agrícola, las exportaciones de minerales y la integración entre regiones. Pero si todo sale como está planeado, lejos de ser un éxito para el desarrollo la idea será un desastre económico y ambiental. Es la conclusión a la que llega un equipo de investigadores liderado por William Laurance y cuyo trabajo se publica este miércoles en la revista Current Biology.

Seguir leyendo en: Las 33 rutas y autopistas que pueden destrozar África (Next)


1 comentarios :

  1. Alejandro Peinazo Muñoz dijo...
  2. Veo que la gente quiere que se lleve a cabo, porque la gente de Africa lo necesita. Yo lo que creo es que Africa y su gente son un organismo vivo colosal, y el modelo de desarrollo que la civilización ha aceptado, de manera más o menos voluntaria, es un cáncer devorador para el sistema vivo que transforma. Sería ponerle arterias para que se produjese la metástasis, y se extendiese por todo el continente. Esta bien que dos generaciones de africanos tengan carreteras y vean crecer su economía, para que dos generaciones de gobernantes y empresarios, locales y extranjeros, vean crecer su fortuna, para que decenas de generaciones de animales y plantas sean llevados a la extinción, y para que en un futuro miles de generaciones de humanos habiten un cadáver, y evolucionen como necrófagos o descomponedores, de lo que quede. Todos los organismos prueban diversos modelos en el camino de la evolución y muchos de ellos perecen, la sociedad, la civilización, es un organismo que parece que no quiere abandonar el modelo que a adoptado, y solo lo hará por la fuerza, por la imposición del medio. Hemos aceptado un modelo, o nos lo han impuesto, y nos empuja en el tiempo, en una sola dirección. Tal vez tengamos futuro, no digo que no, pero si se cambia de dirección, si la civilización muta, el futuro será otro. Seamos una excepción, mutemos voluntariamente, organizemos nuestro cuerpo y destino a nuestra voluntad.