Física recreativa para practicar en la piscina

28 julio 2016

Nuestro truco de física de hoy nos lo trae mi buen amigo Javier Fernández Panadero y es de esos que se pueden poner en práctica de manera muy sencilla y con niños. Lo primero que necesitamos es una piscina con el agua muy tranquila y un plato:



Cuando movemos el plato liso sobre la superficie provocamos la formación de dos vórtices que avanzan paralelamente y proyectarán su sombra sobre el fondo de la piscina. Algo parecido a esto:



Este efecto aparentemente sencillo contiene una lección de física maravillosa, explicado estupendamente hace un par de años por Physics Girl en un vídeo de su canal de YouTube. Lo que está sucediendo es más complejo de lo que parece. Aparentemente se forman un par de vórtices, pero ¿por qué avanzan paralelamente sin separarse? Porque en realidad se trata de un solo vórtice que se conecta a la superficie en forma de semicírculo, como medio anillo de humo que se mueve bajo el agua. ¿No te lo crees? Mira lo que pasa cuando Physics girl echa tinte en el agua:



El fenómeno es muy curioso y se puede hacer con muy pocos medios. Tenéis la explicación detallada en el vídeo de Physics Girl, que os recomiendo seguir, igual que al gran Fernández Panadero, que ya lo ha probado ;)



Otras entradas en Fogonazos que te pueden interesar:

- Una lección de física inesperada con un "slinky"
- Islandia también da una lección de física del sonido
- Lección de óptica en un escaparate de New York

1 comentarios :

  1. Luis dijo...
  2. No sé si en español también se traducirá como vórtice, pero siempre lo he visto escrito en libros de aerodinámica y mecánica de fluidos como torbellino. Por si os sirve para buscar más información. Hay vídeos bastante buenos de los torbellinos de arranque y parada que se producen al poner en movimiento un cuerpo sumergido en un fluido.