Manual sobre contaminación para incrédulos

11 enero 2017

NOX

A menudo hablamos sobre temas que afectan a nuestra salud y nuestras vidas sin tener mucha idea de cuáles son los mecanismos últimos que están detrás de esa realidad. Es el caso de la contaminación por dióxido de nitrógeno que afecta a las grandes ciudades y que ha provocado restricciones de tráfico en Madrid en las últimas semanas. Uno de los días se hizo muy conocido el testimonio de un señor que aseguraba no ver ni rastro de contaminación a su alrededor a simple vista. No deberíamos culparle solo a él por su desconocimiento, porque hay mucha gente a la que no le ha llegado la información clara sobre qué está sucediendo en la atmósfera. Por ese motivo, y con la ayuda del químico Bernardo Herradón, he elaborado este artículo que pretende explicarlo de forma amena y sencilla. Ojalá se haga tan viral que permita a un montón de gente comprender por qué el aire que respiramos se convierte de cuando en cuando en veneno.

Más info: Manual sobre contaminación para incrédulos (Next)

2 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Alejandro Llorente dijo...
  2. Don Antonio, le tengo un gran respeto por todo el trabajo y esfuerzo que ha dedicado en divulgar ciencia en Español de manera objetiva, pero este artículo está lleno de errores y de frases sin sentido, que hacen a uno perderse al leerlo si es neófito en la materia. Como apuntes, el N2O4 no se utiliza como combustible sino como comburente, algo que usted sabe diferenciar seguro. El N2O4 no reacciona más al descender la temperatura, si mal no me acuerdo, este reacciona reversiblemente con el NO2 y su constante de equilibrio disminuye al descender la temperatura, con lo que siguiendo la reacción de equilibrio, habría más N2O4 que NO2. La combustión de la gasolina en un motor de combustión interna no se produce a presión atmosférica sino a 20-30 bares. El por qué en los motores Diesel se producen más óxidos de nitrógeno que en los motores de ciclo Otto es fundamentalmente por la temperatura y por la relación de compresión. Casi el doble en los diesel que en los de gasolina. Es cierto que el NO2 contribuye a generar ozono, pero no es la principal causa del aumento del ozono troposférico, sino la existencia de compuestos orgánicos volátiles que impiden al NO destruir el Ozono generado.

    De los catalizadores, sólo decirle que obviamente, no está teniendo todavía el efecto deseado puesto que la norma Euro VI, que implanta restricciones en los motores de combustión más restringidas para los contaminantes arriba mencionados, no entró hasta 2014 en vigor, puesto que la media de edad el parque automovilístico español es de 11 años, pues haga las cuentas.

    Parece que el artículo ha sido escrito rápido y sin contrastar mucho la información. Le reitero que le tengo en gran estima por ello me extraña la baja calidad del mismo.

    Espero sepa apreciar las críticas

    Un cordial saludo

    Alejandro

  3. Antonio Martínez Ron dijo...
  4. Al contrario, Alejandro. Lejos de molestarme te agradezco las observaciones. He introducido un par de correcciones que me parecen las más relevantes (he eliminado la referencia al motor de gasolina trabajando a una atmósfera y eliminado la palabra 'combustible'). Otras observaciones creo que son simples matices que no cambian el sentido final de lo que se quiere contar. Un saludo y gracias por la aportación.