El astronauta que buscaba tesoros desde el espacio

18 abril 2017

astron

El astronauta de la imagen, Gordon Cooper, fue uno de los “elegidos para la gloria”, los pioneros que participaron en el proyecto Mercury y viajaron por primera vez al espacio antes de las primeras misiones a la Luna. Cooper fue reclutado por la NASA en 1959 y viajó alrededor de nuestro planeta en dos ocasiones, en mayo de 1963 y agosto de 1965, en las que acumuló nueve días de estancia total en el espacio. Cooper tenía una vista muy aguda y una de las misiones que le encomendaron fue rastrear la Tierra desde allá arriba en busca de estructuras sospechosas que pudieran ocultar silos de misiles nucleares soviéticos (estábamos en plena Guerra Fría). Y durante muchas horas escrutó meticulosamente mar y tierra anotando en una libreta sus observaciones.

Pero hubo algo que no contó a la NASA y que mantuvo oculto durante más de 40 años.

En una de aquellas observaciones, mientras daba 22 vueltas al planeta y sin apenas espacio para moverse, detectó una estructura brillante en una zona del Atlántico situada en la misma ruta que los galeones españoles siguieron durante años para trasladar el oro. Y por su mente cruzó una idea: ¿y si aquello era un tesoro? La historia no ha salido a la luz hasta que el cazador de tesoros Darrell Miklos, que entabló amistad con Cooper en sus últimos años antes de su muerte en 2004 y con el que compartió la pasión de navegar y explorar, se fue a buscar a un equipo de productores de televisión y les dijo que tenía algo que contarles: el astronauta le había revelado el secreto y le dio las libretas con las anotaciones del lugar donde creía haber detectado un tesoro.



Este es principal argumento de la serie que se estrena este martes en el canal Discovery en Estados Unidos bajo el título de 'Cooper's Treasure’ (El tesoro de Cooper) y en la que las cámaras siguen a Miklos en la búsqueda del tesoro. Los productores de la serie no han revelado nada sobre el desenlace final, ni si finalmente la aventura obtuvo sus frutos, pero el argumento me parece maravilloso. La idea de que un astronauta de las misiones Mercury atisbara un brillo en el océano y mantuviera en secreto durante 40 años el sueño de haber descubierto un tesoro merece que la comparta con vosotros. Veremos en qué acaba todo :)

Gracias a Miguel Fernández por el chivatazo :)

Mas info: Cooper's Treasure (Discovery) | Treasure Hunter (Vice) | 'Cooper's Treasure': New TV series follows astronaut's treasure map from space (Collect Space)

5 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Ignacio Egea dijo...
  2. "Tengo el mapa de un tesoro que me dio un astronauta que está ya muerto. El astronauta tuvo cuarenta años para contárselo a alguien más o para emprender la búsqueda del tesoro por su cuenta, pero no lo hizo. Ya se sabe que los astronautas viven alejados de los candeleros y no tienen costumbre de dar entrevistas ni escribir sus memorias". Aberron, tú que llevas una bitácora que pretende promover la cultura científica y el escepticismo ¿de verdad te tragas todo eso?

  3. Antonio Martínez Ron dijo...
  4. #1 Ya he dicho que lo posteo porque me parece una idea preciosa. Y no me parece totalmente inverosímil.

  5. Javier dijo...
  6. La probabilidad de que metales de esa época estén directamente sobre el fondo sin incrustaciones es ridícula, que pase desapercibida a 40 años de satélites civiles y militares es ínfima y que un brillo así traspase de día la capa de agua y se vea desde el espacio es de comic de Marvel. Yo es que me educaron muy escéptico, aunque me la meten dobleda todos los días :-)

  7. Antonio Martínez Ron dijo...
  8. #3 No tenéis corazón! ;P No habéis oído hablar de la "suspensión de incredulidad"? Pues eso me ha pasado a mí XD

  9. Ignacio Egea dijo...
  10. #4 Vaaaale, pero para otra vez que te parezca algo precioso, que por lo menos tenga aliens... ;)