Medicina en la tierra del ‘hombre-hoja’

13 abril 2014

Imagen: Joffrey Monnier/MSF

En la zona de acceso restringido hay un tipo con traje protector, guantes y mascarilla. Su figura se mueve alrededor del paciente, parece estar realizando alguna clase de tratamiento, pero no es un médico. Los habitantes de la zona le conocen como el "doctor Hoja" y es algo parecido a un chamán o un curandero local. Los voluntarios de Médicos sin Fronteras (MSF) le han dejado acceder con la condición de que mantenga todas las precauciones y evite el contacto con el enfermo. "En todas estas crisis", explica Luis Encinas, "hay una parte muy grande de negociación. El enfermo nos pidió que, ya que no podíamos curarle, le dejáramos probar con su medicina tradicional. Y como para él era importante, accedimos con todas las precauciones".

Seguir leyendo en: Medicina en la tierra del ‘hombre-hoja’, la otra cara de la batalla contra el ébola (Next)

Migración de aves en el radar meteorológico

11 abril 2014

Credit: NASA

Lo que veis en esta imagen animada es la forma en que los radares meteorológicos de la NASA detectan la presencia de bandadas de aves migratorias. El fenómeno suele detectarse con la puesta de sol, que es cuando muchos de estos grupos se ponen en marcha, por eso se detectan de este a oeste. Es en eso momento cuando se hacen visibles porque son grandes grupos que elevan el vuelo a la vez, después de parar para un descanso. Como explican en NASA, las aves aparecen como gotas de agua que viajan por el cielo y se visualizan en círculos porque el radar solo puede visualizar aves a una cierta distancia de la estación de radar. Aquí tenéis hasta un tutorial para verlo vosotros mismos. [Vía] Más info

La anciana que guardaba un meteorito en una cajita

10 abril 2014


Podríamos decir que esta historia empieza muy atrás, el 9 de julio de 1931, la mañana en que la pequeña Rosa González Pérez, de 11 años, se encontraba jugando a las afueras del municipio leonés de Ardón cuando escuchó un gran estruendo y vio caer a pocos metros de ella una pequeña roca humeante procedente del cielo. Pero la historia comienza mucho antes: hace unos 4.565 millones de años, cuando la Tierra estaba a punto formarse.

Seguir leyendo en: La anciana leonesa que guardaba un trozo del primer Sistema Solar en una cajita (Next)


Para cráteres, los de hace 3.200 millones de años

Imagen: AGU

Por situarnos, lo que ves representado a la izquierda de la ilustración es el cráter de Chicxulub, en la península del Yucatán, la marca de 150 km de diámetro que dejó el impacto que extinguió a los dinosaurios hace 65 millones de años. Lo que ves a la derecha es el cráter que acaba de identificar un grupo de científicos en Sudáfrica, un boquete de 478 km de diámetro que hace palidecer el anterior impacto.

Según sus cálculos, publicados este jueves, el impacto se produjo hace 3.260 millones de años, durante el período de bombardeo masivo tardío, y el asteroide que lo produjo era entre tres y cinco veces más grande que el de Yucatán. En concreto, creen que la roca tendría entre 37 y 58 kilómetros de diámetro frente a los 10 km del primer asteroide. La infografía que ha distribuido la Unión Geofísica Americana (AGU) vale más que mil palabras.

Imagen: AGU

Un truco para ver las ondas de sonido [VÍDEO]

Credit: Skunkbear


El efecto Schlieren se utiliza desde hace años para observar los cambios en la densidad del aire, especialmente los producidos por el calor, pero se puede utilizar también para ver las ondas de sonido. En este vídeo, elaborado por los chicos de Skunkbear, podréis observar las ondas de sonido que se producen al dar una palmada o al disparar un AK-47. El truco tiene muchas aplicaciones científicas y permite observar fenómenos que no apreciamos a simple vista. Vía: @Chuso_Jar



Un ejemplo gráfico del crecimiento exponencial

09 abril 2014

El escritor Alan Weisman (autor de “El mundo sin nosotros”) presenta estos días su nuevo libro, “La cuenta atrás”, en el que habla de los peligros de la explosión demográfica. Comentando los mecanismos de la multiplicación exponencial, recuerda un pequeño ejemplo que puso ante sus alumnos Albert Bartlett, un profesor emérito de la Universidad de Colorado, "particularmente fascinado por lo que ocurre cuando las cosas empiezan a duplicarse".

"Imagínese- dijo - una especie de bacteria que se reproduce dividiéndose en dos. Esos dos se convierten en cuatro, los cuatro se convierten en ocho, y así sucesivamente. Supongamos que ponemos una bacteria en una botella a las 11.00 de la mañana y a mediodía obsevamos que la botella está llena del todo. ¿En qué momento ha estado llena hasta la mitad?"

La respuesta resultó ser las 11.59.
¿Lo pilláis? Si queréis saber más sobre el tema, podéis leer la entrevista que le hice a Weisman ayer para Next: “Si no reducimos la población, viviremos una tragedia”


Pues no, el paracaidista no se cruzó con un meteorito


Parecía la mejor historia de meteoritos jamás contada, pero el análisis pormenorizado de los datos arroja la cruda verdad: el objeto con el que se cruzó en vuelo el paracaidista Anders Helstrup en 2012 (y que filmó en vídeo) no era una roca venida del espacio exterior, sino una piedra que se había quedado entre la tela del paracaídas cuando lo plegaron.

El especialista Steinar Midtskogen, que participa en el equipo que analiza los datos del objeto y su trayectoria, lo anuncia hoy en un artículo. Aunque él y otros expertos de la red de detección de meteoritos noruegos lo anunciaron en sus webs con la esperanza de que fuera verdad, el análisis de todos los escenarios arroja una conclusión.
"Las buenas noticias: el esfuerzo colectivo ha sido un éxito. Las malas: no hay meteorito. Se trataba de una roca accidentalmente empaquetada dentro del paracaídas. Pero, ¿cómo? Era un escenario considerado desde el principio y nos estuvo obsesionando hasta que lo hicimos público, como asegura Anders en la entrevista. A pesar de los muchos esfuerzos, no vimos la manera de conciliar esta posibilidad con los vídeos. La roca caía claramente desde mucho más arriba del paracaídas. Tampoco parecía acelerarse como si hubiera salido del paracaídas. Y cae bastantes segundos después de que el paracaídas se despliegue. Así qué, ¿qué nos perdimos? El misterio se resquebrajó rápidamente ante la presión de numerosos ojos frescos observando el problema. Mucha gente fue capaz de señalar la pista importante que ponía las piezas en su sitio.

Creemos que podemos reconstruir lo que pasó. Un canto, de al menos unos centímetros de diámetro, quedó atrapado accidentalmente dentro del paracaídas en el lugar de aterrizaje después del salto anterior. Después el paracaídas fue plegado en un suelo despejado sin que nadie viera la piedra. Entonces Anders hizo el salto cargado con la piedra. Se trata de un wingsuit (traje de alas) y se desplaza rápido hacia el norte y en un ángulo de descenso de aproximadamente 40 grados. Cuando abre el paracaídas, el viento lo frena y se despliega en la parte sur. El paracaídas es sujetado por las cuerdas, pero la piedra no. La piedra está ahora alejándose paulatinamente de Anders por encima y hacia el sur. Sin embargo, el paracaídas frena a Anders, él hace una rotación de 250 grados en el sentido de las agujas del reloj y en eso momento es cuando la piedra le adelanta".

Cuando publiqué la historia en Fogonazos yo también me mostré escéptico, pero estaba deseando que fuera verdad. Incluso algún experto en meteoritos con el que hablé, me dijo que la forma del objeto y su trayectoria le parecían los de un meteorito. Pero como dice Phil Plait en Bad Astronomy, "así es como llegamos a la verdad, amigos". Investigar, ver las pruebas y llegar a una conclusión. Y aceptar lo que nos dicen los hechos. En su web, Steinar Midtskogen tiene incluso una vídeo con la versión humorística de lo que sucedió. Que lo disfrutéis :)



Esta cosa verde está viva y tiene 3.000 años

08 abril 2014

Imagen: Rachel Sussman

Lo que veis sobre estas líneas con aspecto de alienígena de los Simpsons es uno de los organismos vivos más antiguos del planeta, una planta conocida como llareta o yareta (Azorella compacta) que resulta ser pariente del perejil. Este ejemplar tiene unos 3.000 años y se encuentra en el desierto de Atacama (Chile) donde fue localizado por la investigadora Rachel Sussman, quien ha realizado una especie de catálogo de de los organismos vivientes más antiguos del mundo. Si os ha llamado la atención, os recomiendo perder un rato viendo su charla TED, en la que muestra entre otras cosas, un tipo de bosques subterráneos que evolucionaron para crecer y crecieron bajo tierra huyendo del fuego.



Vía: Livescience. Podéis ver más fotos de la llareta en Kuriositas.

Os recomiendo: Los mayores organismos vivos de la Tierra (infografía)