Cuando el experimento te llama "papá"

22 enero 2009


En junio de 1931, el psicólogo Winthrop Niles Kellogg decidió implicar a su hijo Donald, de 10 meses, en uno de sus experimentos. Para ello adoptó a una chimpancé de siete meses y la puso a convivir con el niño como si ambos fueran hermanos. Durante meses, el niño y el mono usaron las mismas cucharas, los mismos pijamas y hasta los mismos orinales, hasta que el científico descubrió que el experimento no estaba saliendo del todo como él esperaba: en lugar de adquirir los hábitos del niño, era el mono el que estaba socializando a Donald. Al cabo de un año el niño había aprendido a emitir una especie de ladridos, a lamer los restos de comida del suelo y a mordisquear sus zapatos como el mono.

A pesar de ésta y otras desagradables experiencias, los experimentos con los propios hijos no han dejado de ser una excepción en la ciencia. El bebé que veis en la imagen superior es el hijo de Pawan Sinha, profesor del Instituto Tecnológico de Massachussets, que le está utilizando para uno de sus estudios. Tal y como relata esta semana The New York Times, el profesor ya tenía las ideas claras cuando celebró el nacimiento del niño, para sorpresa de su propia esposa, porque estaba deseando “estudiarlo y hacer experimentos con él”. (Seguir leyendo)

“Necesitas sujetos, y no son fáciles de obtener”, asegura Deborah Linebarger, una psicóloga de Pennsylvania que ha utilizado a sus cuatro hijos para estudiar los efectos de los medios de comunicación en los niños.

Como ella, otros científicos siguen utilizando a sus propios hijos como un medio cómodo para obtener sujetos experimentales. Tal es el caso de Arthur Toga, un profesor de neurología de la Universidad de California que escaneó los cerebros de sus tres hijos con resonancia magnética para avanzar en sus estudios neurológicos. O el de Stephen M. Camarata, un médico de Vanderbilt que ha implicado a sus siete hijos en sus estudios sobre el aprendizaje, y el de Deb Roy, también de M.I.T. quien ha colocado 11 cámaras y 14 micrófonos en su propia casa para grabar todos y cada uno de los movimientos de su hijo durante sus primeros tres años de vida.

Ya algunos personajes como Jean Piaget usaron a su prole para experimentar y llegaron tan lejos como Jonas Salk, que inyectó la vacuna de la polio a su propio hijo, o como el psicólogo Clarence Leuba quien, para investigar sobre las reacciones innatas, le hacía cosquillas con una máscara para ocultar la expresión.

Como explica Pam Belluck en su reportaje para The New York Times, algunos de estos experimentos parecen inocuos y otros son claramente peligrosos. La mayoría de la comunidad científica coincide en señalar el dilema moral que representa vulnerar la libertad y el derecho a la intimidad de tu propio hijo, y restan valor a unos experimentos marcados todo tipo de condicionamientos familiares y sentimentales.

Enlace: Test Subjects Who Call the Scientist Mom or Dad (NYT) / Ver también: El experimento que gritaba "ya no más"(LdN)

Si te ha gustado, menéalo.

23 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. marco dijo...
  2. Buenas Aberrón, no sé si parte este vídeo está relacionado a tu entrada.

    Entre muchas imágenes de expermientos de animales se vé a un bebé jugar con un chimpancé.

    (El vídeo contiene imágenes un tanto duras)

    Un saludo!

  3. aberron dijo...
  4. Qué bueno, Marco. Nunca había visto imágenes del experimento de Kellog. Impactante!

    Mil gracias. Saludos :-)

  5. Peskadorm dijo...
  6. Buena entrada Aberrón. El primer caso, el experimento de Kellogg, apareció de pasada hace unas semanas en La Rosa de los Vientos mientras comentaban otro caso interesante sobre experimentación con los propios hijos, el experimento Polgar. Hay tantísimos enlaces tanto en castellano como en otros idiomas que no sabría recomendarte uno. Te dejo la wikipedia que suele llevar enlaces a las fuentes principales:

    http://es.wikipedia.org/wiki/L%C3%A1szl%C3%B3_Polg%C3%A1r

    Un saludo y sigue así.

  7. Silvana Barbá dijo...
  8. MMMM, y se supone que los cientificos son gente culta?!
    Vale, es que claro, ser culto no implica ser persona...

  9. Sophie dijo...
  10. Mmm, qué quieres que te diga, no me parece ético utilizar a los hijos para tal fin (sobre todo si son tan pequeños que no pueden mostrar disconformidad con ello) ni me parecen fiables los resultados a partir de unos experimentos que incluyen numerosos sesgos, como ya habéis comentado.

  11. Angux dijo...
  12. Primero saludar, que es la primera vez que dejo un mensaje en este estupendo blog, aunque sigo cada una de sus entradas. Todos los premios son bien merecidos.

    Lo de utilizar a sus hijos para experimentos, es una acción totalmente desnaturalizada (como el que quería que naciese su hijo para hacer experimentos con él)y solo propia de cientificos....locos.

    Por otra parte el video que ha enlazado Marco... Me ha puesto los pelos como escarpias. Lo inhumanos que podemos ser a veces los humanos.

    Un saludo.

  13. Angus dijo...
  14. Como inminente padre, me dan escalafríos...

  15. zeRgio dijo...
  16. El video que han puesto en el primer comentario sinceramente... me ha puesto furioso... EL SER HUMANO, ES EL ANIMAL MAS PELIGROSO DEL MUNDO. No tenemos (generalizando) ningun inconveniente en hacer pruebas a animales inocentes, acostumbrados a su hábitat, y a vivir en tranquilidad... menudos somos...Un saludo.

  17. ZaM dijo...
  18. Bueno, mientras el papá no se queje cuando le empiecen a meter sondas experimentales como parte de un estudio a los ancianos, experimento dirigido por... su hijo

  19. Ender Muab'Dib dijo...
  20. Al igual que Peskadorm, yo también he pensado en el experimento Polgar, aunque lo leí en Pons Asinorum hace unos meses. Me pareció muy interesante.

    Un saludo.

  21. Javier dijo...
  22. No sería mejor, como los antiguos científicos, que experimentasen en sus propias carnes.
    En pro de la ciencia hay mucho "tarado" suelto.

  23. Anónimo dijo...
  24. os cientificos si, pero alguien vio q un politico mande a su hijo a alguna guerra??

  25. JSequeiros dijo...
  26. Pucha ese tio se pasa ahh, al involucrar a su hijo.

  27. omalaled dijo...
  28. Te dejas el test de frotis de Papanicolau quien lo practicó durante años... con su mujer :-)

    Seguro que te encantará.

    Salud!

  29. cecivalmar dijo...
  30. ¿y experimentar con los hijos de los demás no estan polémico?

  31. Porla66 dijo...
  32. muy interesante esta historia, no sabia que se podia llegar a eso utilizar un hijo y en general a un niño para un experimento es algo fuerte

    saludos desde chile

  33. Viajero del Tiempo dijo...
  34. Como padre reciente que soy, jamás pondría mi curiosidad científica por delante de la salud (mental y física) de mi hijo, o de cualquier otro niño, por delante de su correcto (y sano) desarrollo.
    No deja de sorprenderme como un padre puede estar "deseando que nazca" su hijo,... ¡tan solo por experimental con él!. Primero, debe estar, el amor y el respeto de padre/madre por el buen desarrollo de un ser tan sensible a todo lo que ve y vive a esas edades como es un niño.

  35. Tony dijo...
  36. Yo soy de los que creo que los hijos estan para otras cosas ...

  37. solares dijo...
  38. Pobre niño que culpa tiene el de los experimento que quiera hacer su padre, ni que fuera una rata de laboratorio.

  39. Anónimo dijo...
  40. Un experimento (con su propio hijo) para enseñar a hablar Klingon:

    http://en.wikipedia.org/wiki/D%27Armond_Speers#d.27Armond_Speers

  41. Pelayo dijo...
  42. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  43. Pelayo dijo...
  44. He visto el video que pones, Marco... Que pena. Menos mal que
    inventaron los Crash Test Dummies porque estampar cerdos y hacer frenar
    de golpe a un babuino en un coche-cohete, a ver si las leyes físicas de
    la inercia también funcionan con sus órganos internos.

    Hay que reducir los tests peligrosos con seres vivos en la medida que se pueda, pero a veces es necesario.

    Por ejemplo, enviar un animal al espacio por si acaso, antes de mandar un hombre es lógico.

    El
    tema de usar a tu hijo para traumatizarlo porque ha tenido que ser
    hermano de un mono es chungo, seguir todos los movimientos del bebé, no
    lo es, ¿derecho de intimidad? si un padre quiere tener a su hijo (bebé)
    todo el día vigilado y el bebé no se da cuenta y hace una vida normal,
    no creo que sea una información a la que el padre no tenga que tener
    acceso y no pueda aprovecharla y distribuirla si eso
    contribuye a avances en puericultura, educación...

  45. Juan Francisco dijo...
  46. De acuerdo con Pelayo.