Los problemas de un portero daltónico

13 julio 2016

1a

Me entero por mi amigo Ander Izagirre de que ha muerto Javi Etxebarria Azarloza “Barrabás" (DEP), histórico portero del Athletic de Bilbao que al parecer era daltónico. En un reportaje que le hacían hace unos años, él mismo decía que su mayor pesadilla era jugar contra el Betis:

“Se me ha olvidado decirte que soy daltónico y que cuando jugábamos contra el Betis era la única vez que rezaba para que Iribar no se lesionara. Las rayas rojiblancas del Athletic y las verdiblancas del Betis para mí eran todas iguales… ¡Imagina el runrún de la Catedral!”.
Para comprobar lo que él vería jugando contra el Betis he tomado la imagen de arriba y la he pasado por el CVS Simulator (del que ya os hablé aquí) para simular cómo lo vería un deuteranope. Y éste es el resultado. ¡Nadie quisiera estar en el pellejo de ese portero! ;)

daltonismo

EDIT 20.48. Me pasa Ander las equipaciones originales de ambos equipos en 1965-66 para que veáis que en lo que se refiere a las rayas eran prácticamente iguales.

BILBAOBETIS

5 Respuestas ( Deja un comentario )

  1. Jose dijo...
  2. Ni idea de júrgol pero no veo dónde estaba el problema si las barras de la camiseta eran de diferente grosor.

  3. Antonio Martínez Ron dijo...
  4. #1 Cierto. Creo que en las antiguas equipaciones eran iguales.

  5. Jose dijo...
  6. Tonio, gracias por aclarar el tema de las barras.

    Ahora queda saber porqué no conocía las caras de los compañeros y por qué nadie le dijo que los suyos estaban de espaldas, defendiendo, y los otros de cara atacando. /ModoCapulloOff

  7. Jose dijo...
  8. Se me olvidaba... Buen finde.

  9. Chris dijo...
  10. Jose, si que es un problema, tanto en fútbol como en otros muchos deportes de equipo. En situación de juego hay que tomar decisiones muy rápidas en muy poco tiempo, de manera a veces casi instintiva, percibes mucho mejor si un jugador es de tu equipo o no por el color de la camiseta que por el grosor de las barras. Es más, cuando el jugador está muy lejos o lo ves por el rabillo del ojo (visión periférica), o acaba de entrar en tu campo de visión, no te puedes parar a contar el número de barras o si el grosor de las mismas es el adecuado. En cambio con el color del uniforme se percibe muy rápidamente.