Cinco tipos sonrientes bajo un hongo nuclear

19 julio 2012


Los cinco tipos de la imagen son oficiales de la Fuerza Aérea estadounidense, la fotografía está tomada el 19 de julio de 1957 y lo que miran en el cielo es una bomba nuclear de 2 kilotones estallando sobre sus cabezas.

El lugar en el que se encuentran es el Nevada Test Site, una zona del desierto de Nevada de la que ya hemos hablado aquí y en la que se practicaron centenares de pruebas nucleares hasta los años 90. Los cinco oficiales se presentaron como voluntarios para realizar el test; el fotógrafo que les acompaña, no. Los militares tuvieron el humor de esperar la explosión con un cartel que rezaba "Zona cero, Población 5".

En el siguiente vídeo, subido por Atom Central, podéis ver perfectamente la secuencia, descrita por ellos mismos:


La detonación se produjo a 5.600 metros sobre sus cabezas. Lo que estalla es un misil con una carga nuclear de 2 kilotones que produce el hongo nuclear que los oficiales describen fascinados. "¡Es tremendo!", exclaman "¡Directamente sobre nuestras cabezas!". La grabación estuvo en los archivos del gobierno estadounidense durante años, hasta que se empezó a desclasificar el material.

¿Qué pasó con aquellos tipos? Robert Krulwich y Alex Weellerstein han tirado del hilo en la web de NPR y han identificado a los cinco (dos de ellos eran coroneles). Se trata de Sidney Bruce, Frank P. Ball, Norman "Bodie" Bodinger, John Hughes, Don Lutrel y el cámara George Yoshitake. Curiosamente ya hablamos de él por aquí a raíz de un reportaje de The New York Times en el que el cámara relataba su experiencia como parte del equipo que filmó las pruebas nucleares en secreto durante años.

En aquel artículo Yoshitake contaba que muchas de aquellas personas murieron de cáncer y lo asociaba a los tests. Los oficiales de la imagen, por lo que parece, vivieron hasta una avanzada edad y al menos dos de ellos han muerto hace poco con edades de 83 y 86 años. Como explican en NPR, la prueba a la que se sometieron ellos, en concreto, no fue muy potente (solo dos kilotones) y no estaban en la zona afectada inmediatamente por la radiación. Para cuando las partículas se depositaron en el desierto, ellos ya estaban lejos de allí y no habían estado expuestos mucho tiempo.

El vídeo me lo pasó @kurioso, que sabe que me flipan estas historias y es más majo que las pesetas.

Más info en: Five Men Agree To Stand Directly Under An Exploding Nuclear Bomb (NPR)

Os recomiendo leer mi artículo sobre los "Arqueólogos nucleares, guardianes de la destrucción"

Otras entradas 'nucleares' en Fogonazos:

- Cuando las bombas nucleares rompían los escaparates de Las Vegas
- La patrulla que filmó el horror atómico
- Volando en el interior de un hongo nuclear
- El hombre que vio a través de sus huesos
- Agacharse y cubrirse
- Cuando las pirámides lanzaban misiles
- Hiroshima, el horror que nunca nos quisieron enseñar
- Pruebas nucleares con dirigibles
- Una luna nuclear
- Las bombas del arco iris

7 Respuestas (Deja un comentario)

  1. Pedro F Pardo dijo...
  2. Siempre nos preguntaremos si una detonación como esa sobre Hirosima y no a nivel del suelo habría conseguido la rendición de Japón :-(

  3. Ginacio el Magnífico dijo...
  4. Con estos temas es cuando esta bitácora hace honor a su nombre: "fogonazos".

  5. Anónimo dijo...
  6. ¿Cómo se demuestra que esos cinco estaban debajo?

  7. Carla dijo...
  8. Uno de ellos estaba fumando, no sabe acaso que fumar es malo para la saludo?

  9. Jose Zanni dijo...
  10. Joder... que yuyu da! :D

    Eso de que había 5 voluntarios excepto el fotógrafo me dejó pensando... ¿significa que ese estaba ahi por obligación?

  11. Anónimo dijo...
  12. Esto es un montaje que han colado, que por cierto les ha quedado muy americano. En su línea, vamos.

  13. Anónimo dijo...
  14. Pedro F Pardo Japón no se hubiese rendido con una bomba sobre el aire porque hubiesen evacuado la zona. Para Japón rendirse no era una opción porque en la mentalidad japonesa rendirse es un gran deshonor (de ahí viene la practica del harakiri o seppuku) de hecho Japón antes de las bombas tenia ya prácticamente perdida la guerra habían perdido la mayoría de sus posesiones en el océano Pacífico.